Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 16 de junio, 2021.- Comuneros de Zirahuén, municipio de Salvador Escalante, colocaron barricadas en dos accesos al pueblo purépecha para defender su territorio que les fue invadido por empresarios que pretenden construir un complejo turístico en la parte elevada del lago en una superficie de 90 hectáreas, con el aval del Poder Judicial de Michoacán.  

Este domingo en la tarde, se sumaron a la lucha autoridades de 25 comunidades que forman parte del Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM), para exigir que se respete el territorio indígena, que se encuentra respaldado por títulos virreinales, señaló Pavel Guzmán, dirigente de la organización purépecha.  

Sostuvo que particulares en contubernio con el Poder Judicial de Michoacán pretenden despojarlos de su territorio comunal conocido como Tepamio, lugar que la comunidad ha reforestado durante los últimos 40 años. Las autoridades deben saber que por ninguna razón las propiedades comunales se comercializan o se invaden.  

“Desde la década de los 90, el abogado y líder defendió las tierras de Zirahuén que siempre han estado en la mira de particulares que han querido establecer negocios alrededor del lago de Zirahuén, y a pesar de ello se han instalado decenas de huertas de aguacate de gente que no es de la comunidad”, apuntó Pavel Guzmán.  

En 2004 se creó en Zirahuén el primer Caracol Zapatista fuera de Chiapas, denominado Caracol “Erupción en rebeldía en el lago azul de Zirahuén”, y posteriormente en abril del 2006, el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Congreso Nacional Indígena (CNI) visitaron la comunidad y expresaron el respaldo a los comuneros en defensa de los bosques y el lago.  

Revelaron que recientemente, el Poder Judicial resolvió entregar provisionalmente a particulares el territorio comunal de Tepamio, sin que la comunidad pudiera ejercer su derecho a una defensa legal apropiada y oportuna, por lo que en respuesta, la comunidad de Zirahuén, se ha mantenido en resistencia y lucha desde el pasado 10 de junio, instaurando barricadas en la comunidad para impedir la posesión provisional de particulares que pretenden imponer megaproyectos turísticos en una zona comunal de reforestación.   

Finalmente exigieron el alto a la criminalización de la defensa del territorio de Zirahuén y el alto al despojo de su territorio comunal, haciendo un llamado atento y respetuoso a las organizaciones sociales, sindicales, estudiantiles e indígenas para que por favor brinden apoyo y acompañamiento a esta digna lucha histórica por la defensa del territorio, los bosques y la vida de Zirahuén.  

De no haber una respuesta favorable para los comuneros de Zirahuén se prevé que los próximos días se realicen tomas de carreteras en todo el estado.   (Con información de La Jornada).