Ernesto M. Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 10 de noviembre, 2019.- “Años antes, Lucio y su mujer (digámosle Aurora) decidieron pasar unos días en un pueblos del estado de Morelos. Victoria, una amiga, les ha prestado una casa, es vieja, no vayan a creer que es la gran maravilla, no te vas a parar de pestañas al verla, las paredes son de adobe, ves, y hay que sacar agua del pozo, pero creo que ya tienen luz eléctrica y el pueblo, eso sí, es algo lindo habías de ver los alrededores tú, hay un río precioso, te va a encantar. Gracias, suena bien, dice Aurora al recibir las llaves de la casa”. (Antología, Jaula de palabras de Gustavo Sainz, incluye el  cuento  Yautepec de José Agustín.

José Agustín nació el 19 de agosto de 1944 en Guadalajara, Jalisco. Autor de la novela La tumba (1964), inaugurando una literatura llamada de “la Onda”. Sus obras más significativas son las novelas De perfil (1966), Se está haciendo tarde (final en laguna), publicada en 1976, El rey se acerca a su templo (1978), Ciudades desiertas (1982), Cerca del fuego (1986), La panza del Tepozteco (1992) y Dos horas de sol (1994).

Un escritor ameno, de enorme sencillez. Fue lectura obligada para los estudiantes de periodismo de la UNAM de la década de los 70 y 80. Escribió guiones de cine, ofreció cursos de literatura,  pero sobre todo,  ha sido un gran amigo de jóvenes escritores  e intelectuales.

De Perfil es la segunda novela de José Agustín en la que narra experiencias de un adolescente en la Ciudad de México de los años 60. “Escritor precoz que le dio voz a un joven preparatoriano, que comienza a ver el mundo con otros ojos y de paso recrea el DF de esa época, con sus tranvías, sus fiestas juveniles, sus colonias tradicionales como la Narvarte y el lenguaje que se empleaba en ese entonces”. (Página Chilango).

El cuento de Yautepec maneja el mismo lenguaje y la historia de una pareja en ese pueblo cercano a Oaxtepec, que después  de medio siglo, Yautepec luce totalmente distinto: Río contaminado, hacinamiento en la pequeña población, graves problemas de inseguridad, sin embargo aún conserva la magia de esa zona del estado de Morelos.