Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 25 de enero, 2019.-La noche de este jueves se reunieron en la capital michoacana, el secretario de Educación en el Estado (SEE), Alberto Frutis Solís y el titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) Héctor Martín Garza González, para analizar y buscar una solución al problema de la nómina magisterial.

El delegado de la Secretaría de Bienestar Social, Roberto Pantoja, comentó que estarían en la reunión dirigentes sindicales del magisterio y autoridades de gobierno, con la finalidad de destrabar el conflicto y levantar el bloqueo a las vías del tren, que a decir de los empresarios ha dejado pérdidas de miles de millones de pesos.

Obviamente que  el plantón permanente frente a Palacio de Gobierno que organizaron maestros  de la CNTE desde el 14 de enero también ha afectado severamente el comercio del centro de Morelia.

En tanto, la dirigencia estatal de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) aseguró que independientemente de que se les pague la primera quincena de enero a los maestros michoacanos, no desistirán de las acciones de protesta, como el plantón permanente frente a Palacio de Gobierno; el bloqueo a las vías del tren y la suspensión de clases, porque hay una serie de pagos rezagados que no han sido cumplidos.

El dirigente de la CNTE, Víctor Manuel Zavala Hurtado, afirmó que las acciones de protesta se continuarán ampliando, “porque éstas no son solo por el retraso en el pago de su quincena primera de enero, sino porque hay una serie de incumplimientos de años y meses.

En un comunicado la CNTE informa: “El paro de labores se sostiene así como las actividades que continúan de acuerdo al plan de acción que hemos trazado en nuestras instancias, por lo que habremos de fortalecerlas con más participación de los compañeros trabajadores de la educación”.

Se estima que las manifestaciones del magisterio deberán resolverse en las próximas horas. No obstante todo depende de un acuerdo económico que satisfaga a los maestros y que puedan cumplir los gobiernos del estado y la federación.