Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 6 de julio, 2020.- Al menos mil 300 cañones antigranizo operan en las zonas productoras de aguacate, zarzamora, fresa y arándano de Michoacán, en las regiones de Uruapan, Salvador Escalante, Tancítaro, Zamora, Los Reyes, entre otros, lo que genera alteraciones en los microclimas, pero sobre todo inconformidad de agricultores de municipios vecinos.

Los cañones antigranizo comenzaron a proliferar desde hace casi una década, sobre todo entre grandes productores de aguacate que consideran que el granizo causa mucho daño a la flor y a la fruta pequeña, porque cuando ya está desarrollada no le pasa nada, pero sí a su estética que causa deformaciones y ya no son comercializables para la exportación, comentó el secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Recursos Naturales (Semaccdet), Ricardo Luna García.

El 90 por ciento de los productores de la región de Uruapan dependen del agua del temporal, por ello están en contra del uso de artefactos que inhiben las lluvias, pues viven una realidad muy distinta a la del 10 por ciento de productores, que tienen pozos de agua profundos y riego tecnificado, y en consecuencia no les importa que no llueva.

Estos cañones utilizan gas acetileno para generar ondas ionizantes, las cuales son emitidas a la atmósfera para desintegrar el granizo que se forma en las nubes. En el último año, al menos se han presentado 14 denuncias y desmantelados 12 caños antigranizo, indicó Luna García.

Hay que señalar que más de 5 mil agricultores de maíz, frijol y otros cultivos presentaron su inconformidad antes las autoridades agrarias de la entidad para solicitar se cancelen los caños antigranizo porque están dañando los microclimas y el sistema hidrológico.

El secretario de Medio Ambiente del estado comentó que existen alternativas menos agresivas para el ecosistema como lo son las mallas antigranizo, mismas que reducen el impacto del granizo en los cultivos y que ya son utilizadas en otras entidades federativas.

En Michoacán hay sembradas más de 170 mil hectáreas de aguacate, que por sus características y necesidades de humedad se ubican en zonas forestales, que han sido degradadas por tala clandestina, cambio de uso de suelo, incendios forestales, construcción de unas 50 mil ollas de agua con capacidad entre 12 millones y 30 millones de litros.

Ricardo Luna indicó que según la Procuraduría de Protección al Ambiente (Proam), en la última década se ha multado a 21 productores que usan cañones antigranizo, con un monto económico que supera los 200 mil pesos, en los municipios de Salvador Escalante, Tancítaro, Morelia, Acuitzio y Uruapan.