Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 4 de febrero, 2020.- Junto con Morelia y Zamora, Uruapan se ha convertido en un municipio sumamente violento. El argumento de las autoridades es que se debe a la disputa entre grupos delictivos, uno de Jalisco y otro de Michoacán. En tanto, en estos tres municipios se concentra casi el 40 por ciento de los mil 900 homicidios registrados en Michoacán en 2019, y hablamos de 113 municipios.

 En la colonia La Magdalena de la ciudad de Uruapan, ocho personas del sexo masculino fueron masacrados y una mujer resultó lesionada, cuando varios sujetos armados se introdujeron a un negocio de “maquinitas” y dispararon contra las víctimas, confirmó la Fiscalía General de Michoacán.

En un comunicado de prensa La Fiscalía estatal  se informó que agentes de la Unidad Especializada en la Escena del Crimen, realizaron diligencias en un negocio de juego de “maquinitas”, ubicado en  la calle Josefa Ortíz de Domínguez, lugar donde ocho personas del sexo masculino, fueron privadas de la vida y una más resultó herida.

A raíz de la detención de Luis Felipe Barragán, ocurrida el pasado 31 de enero en Uruapan, se han registrado una serie de bloqueos en la región de Uruapan, y este lunes en Tierra Caliente. Asimismo, este 2 de febrero se localizó una fosa clandestina con 10 personas ultimadas.

En agosto del año anterior, 19 personas fueron colgadas y mutiladas en un puente de Uruapan. Si se trata de una guerra entre b andas delictivas es totalmente sanguinaria, pero lo más grave es que las autoridades de seguridad de los tres órdenes de gobierno han sido rebasadas desde hace décadas. Sin revertir esta situación no será nada sencillo, incluso pareciera hasta imposible porque mucha gente común está involucrada.

Los próximos dos años serán definitivos para saber si hay alguna esperanza, mientras tanto lo que está ocurriendo en Michoacán y otras entidades del país no ofrece muchas expectativas.