Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 22 de abril, 2019.-  Continúan las amenazas en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, presuntamente por parte de José Antonio Yépez, El Marro, líder huachicolero.

Sin duda hay muchas expectativas en cuanto a la Guardia Nacional,  pero a la par es urgente fortalecer el Servicio de Inteligencia, que siempre ha existido,  para frenar a los grandes delincuentes y sus bandas. Más allá de la decisión de López Obrador de no contar con guardaespaldas, es impostergable que haya un grupo de seguridad  fuerte que investigue y detenga a los criminales.

Cuando en los años 60 y 70 que el Estado se sintió amenazado por grupos civiles armados, en su mayoría estudiantes, en un periodo muy corto desmantelaron todos los movimientos subversivos. Pero el crimen organizado como produce tanto dinero,  prácticamente se convirtió en intocable, y protegido por el propio sistema.

Hay cierto idealismo en la frase de Obrador de que “el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”. Lo cierto es que hay muchos intereses que está afectando el Presidente, y más de uno no lo quiere ver con  vida, así que es necesario que se fortalezca su seguridad, lo mismo va para la sociedad civil  que lo protege en los que visita.