Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de abril, 2019.- ¿Por qué periódicamente los familiares de personas desaparecidas llevan a cabo acciones para llamar la atención? En primera instancia podríamos decir que se debe a que en décadas han sido ignorados, engañados, criminalizados e incluso amenazados.

Es una de las peores tragedias, el saber que tu padre, hijo, hermano o hermana salió un día de casa y jamás regresó. Algunos familiares saben o sospechan quiénes pudieron hacerlo, otros, carecen de toda información.

En la Catedral de Morelia inició este domingo, la quinta caravana de búsqueda de personas desaparecidas, emprendida por la organización civil Familiares Caminando Juntos por la Justicia.

Vestidos de blanco, portando lonas y carteles con las fotografías de sus hijos o hijas, hermanos o esposos, salieron de la iglesia, con la esperanza de obtener información que los permita ubicar. Hay una nueva esperanza porque tienen fe en el nuevo gobierno, aunque en la mayoría de los casos será muy difícil dar con los responsables de esas desapariciones.

Iniciaron el  recorrido por los municipios de Los Reyes, Sahuayo, Zitácuaro, Huetamo y Lázaro Cárdenas, de manera particular donde hay reportes de personas que fueron detenidas arbitrariamente por elementos de seguridad de fuerzas federales, estatales o municipales, o bien por grupos delictivos o incluso  aquellos que simplemente salieron a la escuela, a trabajar o al mercado y nunca más se les volvió a ver.

El obispo auxiliar de Morelia, Herculano Medina Garfias ofició una misa en la que expresó que la Iglesia siempre abrirá sus puertas a las familias que desde hace mucho tiempo emprendieron la búsqueda de sus familiares que por alguna razón se encuentran desaparecidos, para recibir el apoyo, la solidaridad y un alimento que les ayude a no claudicar en la difícil encomienda.

Familiares de desaparecidos solicitaron al gobierno de Michoacán instale la Comisión Estatal de Búsqueda, como ya se anunció a nivel nacional, para investigar las desapariciones forzadas de 265 personas en esta entidad, en las que presuntamente estuvieron involucrados elementos de seguridad de los tres niveles de gobierno, y más de mil 500 de las que simplemente salieron de su casa y jamás volvieron, sobre todo en los últimos 11 años.

Mercedes Ruiz, integrante de la organización defensora de derechos humanos, Familiares Caminando Juntos por la Justicia, comentó que hace un mes se entrevistaron con el gobernador del estado Silvano Aureoles, quien se comprometió a instalar la comisión a nivel estatal antes de septiembre, “pero le dijimos que deben estar incluidos en esta comisión familiares de las víctimas, porque ya nos cansamos de tantas mentiras”.

Dijo que a la fecha han sido ignorados, incluso ha habido autoridades que han tratado de criminalizar a las víctimas y  sus familiares que buscan justicia. Su hijo,  Alejandro Ortiz Ruiz desapareció el 29 de noviembre de 2010, iba acompañada de su socia Vianey Heredia, y la última vez que tuvieron contacto con ellos fue en Apatzingán, a la altura de la 43 Zona Militar.

“Los dos son abogados, venían de Acámbaro, Guanajuato, y se dirigían a Lázaro Cárdenas donde atendían a pequeños propietarios de una mina, el último contacto fue en Apatzingán”,  de ahí en adelante no ha habido ninguna respuesta”, subrayó Mercedes Ruiz.

Dijo que los años pasan y no hay ningún avance en las investigaciones, pero lo más grave es que continuamente se pierden los expedientes, “así que no tenemos acceso a los expedientes”.

La caravana parte este domingo de  Morelia y concluirá el próximo 12 de mayo. A pesar de los años, los familiares de los desaparecidos no han claudicado, insisten y exigen a las autoridades cumplan con su obligación de garantizar justicia.