Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 21 de julio, 2019.-En Ciudad Valles, San Luis Potosí,  este sábado 20 de julio hubo un incidente en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, que nos lleva a la reflexión sobre temas como el de su propia seguridad y lo que tiene que ver con desarrollo económico. Sin duda hay cosas que está haciendo  bien el Presidente, pero los grupos que fueron bajados de la nave de privilegios están haciendo ver que todo está mal.

La agresión sufrida por trabajadores de la Dirección de Agua Potable, de ese municipio potosino, que intentaron meterse hasta el hotel donde se hospedada, nos habla de lo vulnerable de su integridad. El pueblo no siempre lo cuida, y hay cantidad de personas que quisieran hacerle daño. Es algo que debería de reflexionar, no se requiere de  cientos de elementos de seguridad como lo hacían los anteriores presidentes, pero sí al menos unos 30 agentes  bien preparados.

No hay duda que la situación económica del país es complicada, no por lo que está haciendo Obrador, sino por la herencia de un país en ruinas que dejaron las administraciones del PRI y del PAN en las últimas cuatro décadas. Pero hay que sumarle, que los medios de información más poderosos se le han  echado encima y todo lo que hace es severamente criticado. Además están sobre la idea de que no hay dinero y todo el país está en crisis. Lo que no es del todo cierto.

Cuando los grupos privilegiados recibían el respaldo  económico del  poder en turno no criticaron la corrupción, ni el en endeudamiento desmedido, tampoco la marginación y pobreza en la que todavía viven millones de mexicanos. A esas empresas informativas se les olvidó no solo cómo los gobiernos de las últimas décadas permitieron el empoderamiento del crimen organizado, sino que también fueron cómplices en algunos casos. Incluso nos hicieron creer en una situación de bienestar que no existía. De ese tamaño.

Anteriormente la prensa ocultó la crisis económica permanente en la que ha vivido la mayoría  de la gente, así como ahora la resaltan. Obrador está realizando una labor social importante; está combatiendo la corrupción, que ha afectado a varios políticos de “arriba”. Los proyectos de desarrollo están bien pensados. Es obvio que no se prestó a que la gente más rica de este país siga haciendo negocios con el dinero de los contribuyentes y trabajadores.

No lleva ni siete meses y lo cuestionan como si llevara 70 años en el poder. Falta capital y mayor movimiento económico, pero también se debe a que los grupos empresariales no están jalando tan parejo como cree el Presidente.

Se le tiene que dar tiempo, pero Obrador requiere fortalecer su equipo de gobierno, sin contar que  Morena sigue siendo un movimiento donde hay un sinnúmero de intereses encontrados y opuestos a lo que el Presidente pretende. Es por ello que un hombre solo no puede cambiar el destino de una nación.