Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 16 de septiembre, 2019.- Ante miles de personas que se dieron cita en el Zócalo de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador dio el primer Grito de Independencia como Presidente.

Previo a la ceremonia causaba expectación a quiénes dirigiría los “viva”, hasta quinielas se hicieron en las redes sociales para tratar de adivinar si nombraría a la Cuarta Transformación, a los pobres, a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, etc., pero no fue así.

En el balcón de Palacio Nacional, acompañado únicamente de su esposa Beatriz Gutiérrez Mûller, el mandatario emitió  las tradicionales arengas a los héroes nacionales como Miguel Hidalgo, José María Morelos, Ignacio Allende y la Corregidora Josefa Ortiz de Domínguez, así como a Leona Vicario y a “las madres y padres de nuestra patria”.

 Asimismo, se refirió a los héroes anónimos, a la democracia, las comunidades indígenas, a la fraternidad universal, al heroico pueblo de México, a la libertad, la justicia, la soberanía y la grandeza cultural de México.

Sin embargo, la polémica la generó la cantante Eugenia León, al interpretar en el Zócalo la canción  “La Paloma Juarista”, en una versión adaptada en la que hizo referencia a “los buitres neoliberales”, al recientemente fallecido artista Francisco Toledo, a la promesa de justicia al caso Ayotzinapa y con la frase de que “somos el águila y la serpiente, el cambio lo hace toda la gente”.