Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 12 de febrero, 2019.- Uno de los retos más importantes que enfrenta el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Raúl Cárdenas Navarro, es el que tiene que ver con el tema financiero, como muchas universidades públicas del país; en atención a ello,  presentó el Programa de contención, transparencia y disciplina del ejercicio presupuestal para el periodo 2019.

En conferencia de prensa, el rector nicolaita comentó que con tal estrategia se suma a las medidas de austeridad que promueven los gobiernos federal y estatal, para efecto de cumplir con los compromisos asumidos con la Secretaría de Educación Pública.

Son muchos los problemas estructurales que tiene que resolver la Casa de Hidalgo para solventar la crisis económica, sin embargo, a poco más de un mes de haber asumido el cargo, las autoridades nicolaitas empiezan con un programa de austeridad para lograr un plan de ahorro.

La idea es iniciar una serie de acciones encaminadas a abatir el déficit de mil 150 millones que tiene la UMSNH, y para tal efecto, el rector empezó por reducir sus percepciones salariales, renunciando a la obtención de ingresos extras a los que tendría derecho por ser miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y Estímulos al Desempeño del Personal Docente.

De igual forma,  dijo que se establece que los salarios de los mandos medios y superiores se reducirán cuando menos 10 por ciento y que ningún servidor universitario de confianza que desempeñe su labor en la administración centralizada de la Universidad, podrá recibir remuneración adicional a la establecida en los tabuladores vigentes.

Además queda prohibido la creación de nuevas plazas académicas y administrativas, de confianza, la contratación de personal eventual, por contrato y por honorarios asimilables a salarios; se anunció que los gastos relacionados con arreglos, servicios de telefonía, renta de espacios para eventos, artículos promocionales, adecuaciones de obra civil, remodelaciones o adecuaciones de instalaciones, obsequios, compra de uniformes o vestuario sólo podrán ser adquiridos o contratados con autorización del Rector o Contraloría y luego de ser plenamente justificados.

Por otra parte, se  determina la obligación de presentar a la Contraloría universitaria la declaración patrimonial, en tanto que las dependencias deberán realizar un programa interno de austeridad, ahorro y protección al medio ambiente.

Como se mencionó antes, para hacer frente a la crisis que enfrenta la UMSNH, las autoridades tendrán que entrarle a otros temas como las jubilaciones y pensiones, albergues estudiantiles y prestaciones laborales y en general lo que no está previsto en el presupuesto anual y que han ocasionado el déficit, pero por algún lado había que empezar.