Jorge Irving Vilchez/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 4 de marzo, 2021.-La tendencia electoral marca que la carrera por el Solio de Ocampo será a tercios: Raúl Morón Orozco por Morena y PT; Carlos Herrera Tello respaldado por la alianza Equipo por Michoacán, conformada por PRD, PRI y PAN, y Cristóbal Arias Solís con Fuerza por México.  

Demoscopía Digital, casa encuestadora con más de una década de experiencia, con sus tres encuestas en enero y febrero, ha venido mostrando que la tendencia en la elección por la gubernatura de Michoacán será entre los tres candidatos. Se puede leer que, en la segunda y la tercera encuesta, tanto Raúl Morón como Carlos Herrera han ido perdiendo puntos porcentuales en la intención de voto, mientras que Cristóbal Arias ha ido creciendo.  

Aún no se da el banderazo de salida de la campaña y el presidente municipal con licencia de Morelia, Raúl Morón, ha pasado del 27.6% de intención de voto el 4 de enero, al 25.3% el 4 febrero y 24.8% el 26 del mismo mes. El ex secretario de gobierno en Michoacán, Carlos Herrera, también ha ido decreciendo al pasar del 21.4% en la primera encuesta y 21.1% en la segunda, al 20.3% en la tercera. Mientras que Cristóbal Arias creció del 9.4% en enero y 13.2% a principios de febrero, al 14.6% a finales de febrero.  

Es importante tener en cuenta la influencia que tienen en nuestra manera de ver la realidad los medios de comunicación y la lectura que hacen sobre algunas encuestas. Hablando de la elección por la gubernatura, algunos medios se limitan a informar sobre la contienda entre Raúl Morón y Carlos Herrera, dejando de lado el crecimiento de Cristóbal Arias.  

¿Pero, cuál es el papel que juegan los medios informativos, especialmente en una elección atípica como esta?, ¿por qué manejar hacia el público que es una elección con solo dos opciones competitivas? ¿Quiénes salen beneficiados de este escenario?  

En un sistema político parlamentario con sistema electoral de representación proporcional, según el politólogo español Pablo Simón, las encuestas juegan un papel importantísimo para todas las opciones políticas con posibilidad de representación, sin importar si están lejos de ser la fuerza más votada. Lo que varía, dada la complejidad, es si el posicionar muy por debajo equis candidatura, termina impulsando a la gente a que salga a votarla; o, en otro ejemplo, si algún partido político sale instalado con una ventaja muy amplia, la gente que piense votar a dicho partido se confíe, lo dé por victorioso y termine quedándose en casa el día de la elección. Al final, en dicho Sistema es complejo saber realmente a quién benefician las encuestas.  

Por el contrario, en un sistema político presidencial con sistema electoral mixto como el nuestro, en donde las elecciones para renovar al titular del Poder Ejecutivo son juegos de suma cero pues el que gana lo gana todo y los que pierden lo pierden todo, la influencia de las encuestas tienen un peso lapidario para las opciones menos fuertes debido a que si el electorado indeciso no ve posibilidades reales de triunfo a determinada opción política, por mucho que sean más afines a ella, no le votarán.  

El voto útil es importantísimo en nuestra configuración electoral y eso lo saben muy bien los medios de comunicación. No es casualidad que varios de ellos sostengan encuestas con Morón y Herrera muy por encima de los demás candidatos, beneficiando a los dos en cuestión.  

Nadie puede afirmar desde ahora quién ganará, pero lo que sí se puede decir es que la tendencia y los medios de comunicación hablan en idiomas diferentes. En Michoacán la competencia será entre tres fuerzas políticas, dos de ellas coalicionadas, así que nadie debe cantar victoria antes de tiempo.