Redacción/Noticias y Debate M3

CDMX, 16 de julio, 2019.- El gobierno de México destinará mayor presupuesto a Pemex; reducirá la carga fiscal para que la paraestatal obtenga mayor producción, de tal forma que a mediano plazo se convierta en factor de desarrollo, como parte del  Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos 2019-202, que hoy se presentó durante la conferencia de prensa matutina encabezada por el  presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Tres años para rescatar a Pemex y que aumente la producción, y tres  años para destinar inversiones al desarrollo nacional, sembrar el  petróleo. Ese es el plan que tenemos (…) Reducir la carga fiscal es  fundamental”, apuntó Obrador.

Destacó que la deuda de la empresa productiva no ha aumentado y, al  contrario, se redujo en 7 meses. En términos reales, dijo, es menor  que en noviembre del año pasado. Los impuestos que se reduzcan a Pemex se recuperarán con ahorros y una  mejor recaudación. Por ejemplo, resaltó que este año el ahorro por no  permitir el robo de combustible será del orden de los 50 mil millones  de pesos.

El plan prevé que en el segundo trimestre del año, es decir, a partir  de 2021, el gobierno federal incremente la captación de recursos  tributarios petroleros. Ante la nueva estrategia, el presidente destacó que no ha habido  resistencias por parte de los trabajadores y sí entusiasmo. Al mismo  tiempo, refrendó su compromiso de mejorar sueldos, salarios y  
prestaciones.

“Todo el ajuste se está haciendo arriba y en privilegios. Limpiamos  Pemex, que era de las empresas más corruptas del mundo, al grado de  que uno de sus ex directores está prófugo”, acotó.

El presidente resaltó que la producción petrolera se ha estabilizado  
paulatinamente luego de que la llamada reforma energética fracasó. La caída constante en la producción de petróleo alcanzó en 14 años más  de un millón 800 mil barriles como consecuencia de la disminución de  la inversión.

En el último lustro, la reducción promedio diaria fue de casi 600 mil  barriles. No se produjeron gasolinas y la industria petroquímica  nacional se vio afectada con el riesgo de generar una crisis mayor;  “ese es el saldo que nos dejaron”, comentó.