José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 20 de octubre, 2019.-Así como se han agudizado la inseguridad y la violencia,  que tiene mucho que ver, por cierto, la descomunal descomposición social, han crecido otros problemas como el consumo de drogas; el contrabando de armas y la trata de personas.

 En ciudades donde se pueden observar la proliferación de los llamados giros negros, es obvio que en los llamados centros nocturnos donde la prostitución es la principal mercancía, también hay trata de personas, o en algún momento tuvieron que ver con este delito.

Decenas de jóvenes desaparecen cada año, y luego aparecen prostituyéndose en otras entidades del país. No es extraño que también las víctimas se involucren en el consumo de drogas. En estado como Michoacán, Sinaloa y Morelos, donde el problema de la delincuencia organizada se desborda por momentos, hay serios problemas de prostitución y de trata de personas.

Este 19 de octubre, en la capital michoacana, unas 300 personas marcharon este sábado en la mañana para decir “¡ya basta!”, a la trata de personas. Partieron  del estadio Venustiano Carranza al monumento Las Tarascas. Portaban playeras y pancartas con las frases: “aboliendo la esclavitud con cada paso”; “la esclavitud sigue existiendo”  y  99 por ciento de las víctimas nunca son rescatadas”.

Los manifestantes rechazaron y criticaron la omisión de las autoridades, debido a que es un delito que prácticamente no se persigue. Landy Torres Vidales, representante de la organización A-21 afirmó que en Michoacán aún no se tienen cifras oficiales  de trata de personas por la falta de denuncias o bien porque ocurren con otros delitos por lo que no se tipifica como trata.

Dijo que Morelia, Pátzcuaro y Tierra Caliente son focos rojos de la trata de personas. En Ciudad de México sí se trabaja con el gobierno, mientras que en Morelia aún no se ha dado un acercamiento con alguna autoridad por lo que esta organización sigue trabajando de manera autónoma llevando pláticas y talleres a escuelas.

Hasta  2014, Michoacán no era considerado uno de los estados foco rojo por la trata de personas, ya que según revela un diagnóstico realizado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) se ubicó por debajo de la media nacional con la posición 16, frente a entidades como Tlaxcala, Ciudad de México, Tamaulipas y Tabasco, todos advertidos como lugares de incidencia en materia de trata interna.

También es cierto que la trata de personas es un delito que apenas si se atiende, porque en todo problema que tiene que ver con  dinero, sospechosamente las autoridades están involucradas. Como diría un compañero periodista: “ponen a los lobos a cuidar a las gallinas”.