Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 13 de enero de 2019.- Un novedoso esquema de cultura cívica fue presentado por la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en el que si los ciudadanos cometen faltas administrativas como tirar basura, desperdiciar el agua o ingerir bebidas alcohólicas en la calle ya no serán sujetos a una multa en dinero, sino con trabajo comunitario.

Pareciera un proyecto hasta cierto punto soñador, pero muy positivo si se logra concretar, sobre todo porque ello implicaría una mayor conciencia y cultura ciudadana.

Al presentar el Plan de Trabajo de los Juzgados Cívicos, la jefa de gobierno de la Ciudad de México dijo que será motivo de sanción con trabajo a favor de la comunidad desperdiciar agua, tirar basura, ingerir bebidas alcohólicas y orinar en vía pública, apartar lugares en la calle y no recoger heces fecales. También se incluye la participación en riñas, vandalismo, arrancones, llamadas falsas a servicios de emergencia y detonación de cohetes.

Explicó que los ciudadanos que sean sujetos a sanción, deberán pagar con trabajo comunitario, sin opción a cubrir la falta de manera monetaria; los malpensados dirán que de todos modos hay que cargar con efectivo para sobornar a las autoridades, pero se supone que la esencia del programa es erradicar esas prácticas. Ojalá.

Insisto en que parece algo un tanto soñador, porque apela a la conciencia y hasta a la vergüenza de los ciudadanos; se supone que debería darles pena que los vean haciendo trabajos comunitarios, no se especifica de qué tipo, pero si los pusieran a barrer las calles o a destapar alcantarillas, se esperaría que fuera suficiente para que pensaran dos veces antes de volver a cometer una falta.

Por otra parte, es interesante este esquema porque generalmente los sistemas de multas han tenido objetivos meramente recaudatorios, es decir, para recabar dinero, pero si en este caso la multa no es conmutable, es de suponerse que la finalidad es reforzar la cultura cívica, lo cual sería un gran avance en nuestra sociedad.