José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 11 de enero.-Germán Martínez Cázares,  director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguró que no permitirá la simulación fiscal por parte de los patrones que declaran un salario ante el Instituto y paguen otro a los trabajadores, al presidir el Día de la Enfermería en el teatro Stella Inda de la capital michoacana.

“Esta práctica daña las finanzas del IMSS, es simulación fiscal, es corrupción y al final lo sufren los trabajadores cuando reciben una pensión”. Es por ello que deben combatirse las dobles contabilidades o contabilidades fantasmas.

Martínez Cázares afirmó que la austeridad y  disciplina del gasto no afectará las conquistas laborales, la contratación de personal médico o de enfermería, compra de medicamentos, material quirúrgico, ni la creación de infraestructura en el país.

Luego de entregar reconocimiento a la labor de un grupo de enfermeras de todo el país, comentó que se tiene proyectado para este año un presupuesto de 77 mil millones de pesos, pero depende de las aportaciones que hacen los patrones y trabajadores mensualmente. “Es por ello que vamos a blindar la parte patronal para que la parte del presupuesto que corresponde a empleados y patrones esté asegurada”.

Comentó que una de las primeras acciones es reforzar el Programa IMSS Bienestar, ya que hay en todo el país 402 puntos de atención que requieren de personas, medicamentos y reconstrucción de clínicas, esto con el apoyo de recursos del Seguro Popular, para hacer realidad el programa de consultas y medicamentos gratuitos a personas sin seguridad social.

Reconoció que  hay deficiencias en la espera, en infraestructura, “porque a veces se atienden a enfermos en los pasillos, en otros hospitales se atiende de manera inhumana y en otros se atiende bien”.

Las zonas que requieren más atención son las más pobres de Michoacán, Guerrero, Oaxaca, sobre todo por la falta de infraestructura, sin contar los lugares donde les pegó el temblor en 2017,  donde se afectó la poca  infraestructura que había, en entidades como en Morelos, Ciudad de México, Guerrero y Oaxaca.

En otro tema, el director general del IMSS recordó que desafortunadamente  dos bebés fallecieron en la Clínica 72, en Tlalnepantla, Estado de México, por un brote de la bacteria Klebsiella pneumoniae y otros siete fueron infectados. “Dos bebés fueron dados de alta, quedan cinco  aislados en franca mejoría y el brote de la bacteria ha sido controlada”.

Germán Martínez admitió que se viven tiempos difíciles, de grandes retos y desafíos, “que nos prueba a hacer historia. En el IMSS estamos listos, porque el instituto tiene corazón de las mujeres y el corazón de las mujeres, resiste”,  afirmó el funcionario federal que comienza a despachar en Morelia, tras la descentralización de la institución de salud, que será, por cierto, poco a poco, porque non es fácil trasladar a una institución tan grande.