José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 15 de agosto, 2020.-El edil de Morelia, Raúl Morón Orozco, informó que la comisionada de seguridad municipal, Maribel Julisa Suárez Bucio será suspendida del cargo en tanto concluyen las investigaciones en torno al homicidio de Julio César Chagolla, joven discapacitado que fue abatido por un policía, además se suspenderá y someterá a investigación a los uniformados involucrados.  

Morón habló con los padres de familia de Julio César momentos antes de que rindiera su informe de gobierno en la Plaza Morelos, donde decenas de personas se manifestaron para exigir justicia por el abuso de los policías municipales que asesinaron al joven que padecía trastorno mental. Ofreció disculpas y limpiar el nombre de Julio César luego de haber sido señalado como delincuente y ladrón en declaraciones de funcionarios municipales.  

Familiares y vecinos salieron en caravana desde el fraccionamiento Jardines del Toreo para pedir justicia. Llegaron a la plaza Morelos e irrumpieron momentos antes de que iniciara el acto oficial del alcalde morenista.  

Al menos medio centenar de personas gritaban cuando el edil hizo uso de la palabra. Pidió un minuto de silencio luego de señalar que la Fiscalía General de Justicia investigaba los hechos. Se comprometió a investigar desde el ayuntamiento a los policías señalados como agresores y haberse excedido en la aplicación de la fuerza pública.  

En tanto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) informó, según las primeras investigaciones, en torno al homicidio de un joven que padecía trastorno mental y que fue abatido por un policía municipal de Morelia, se trató de una ejecución extrajudicial.  

Los hechos ocurrieron el pasado 12 de agosto en el fraccionamiento residencial Jardines del Toreo de la capital michoacana, cuando Julio N se metió a un domicilio equivocado, por lo que la policía intervino porque se pensaba que se trataba de un robo.  

 “Se analiza el uso excesivo de la fuerza, así como la obligación de investigar efectivamente los hechos por parte de las autoridades encargadas de procurar justicia, por lo que resultó evidente la falta de capacitación de los uniformados”, señala el comunicado de prensa.   

La CEDH señaló que fue irresponsable que las autoridades de seguridad municipal dieran “un veredicto a priori, sobre la actuación de los policías, sin que se haya agotado la investigación, para conocer si se siguieron o no los protocolos correspondientes”.  

Se refirió a las declaraciones de la comisionada de seguridad de Morelia, Julisa Suárez Bucio quien declaró horas después de lo ocurrido, que los policías actuaron conforme al protocolo ya que habían sido alertados sobe un robo, mientras que vecinos señalaron en redes sociales que se trató de un abuso de autoridad, ya que les comentaron que Julio era vecino del fraccionamiento y padecía trastorno mental. Sin embargo, lo alteraron al pretender sacarlo por la fuerza, y en medio del descontrol un policía le disparó.