José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 10 de agosto, 2020.- En los últimos cinco años, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ha recibido 46 quejas por presuntas violaciones a los derechos fundamentales de los pueblos y comunidades indígenas. En tanto, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM) manifestó que el 77.6% de la población hablante de la lengua indígena se encuentra en pobreza y el 34.8% en pobreza extrema, según el Coneval 2018.  

 En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el encargado del despacho de la CEDH, Uble Mejía Mora, dijo que es mucha la deuda y es tiempo de conjuntar esfuerzos institucionales para fortalecer la protección y defensa de los derechos de los pueblos originarios.  “Dentro de los principales derechos violentados destacan el derecho a la legalidad y seguridad jurídica, a la integridad y seguridad personal, señala el comunicado de prensa.  

En tanto, el CSIM que lo conforman 60 comunidades indígenas (en su mayoría purépechas) manifestó que lo único que tienen que conmemorar la lucha de 528 años de resistencia y de lucha. “Ocho de cada 10 viviendas en las que habita una persona indígena mantienen rezago habitacional; el 19.9% carece de servicios de agua; el 24.6% no tienen drenaje y el 13.9% de las viviendas mantienen pisos de tierra (INEGI 2015). De igual forma, el 40.3 % de la población indígena mayor a 12 años han sufrido actos de discriminación y el 29.2% padecieron incidentes de negación de derechos (ENADIS 2017)”, señaló Pavel Guzmán coordinador del CSIM.  

En el contexto de la pandemia por el Covid-19, el Gobierno Federal ha reducido más del 70% del presupuesto del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y en Michoacán, el presupuesto de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CEDPI) se ha disminuido brutalmente, pasando de 114 millones asignados en el 2014, a 25 millones destinados para este 2020, indicó el dirigente purépecha.  

El presupuesto estatal reservado para atender las necesidades de las comunidades indígenas, no ha alcanzado ni siquiera el 0.3% de la población, cuando en la entidad hay más de 136 mil 608 personas que hablan una alengua indígena (INEGI 2010), lo que equivale al 3.5% del total de la población de Michoacán, “en este sentido a los pueblos originarios les corresponde por ley y por número de habitantes el 3.5% del total del Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado”, apuntó Pavel Guzmán.