José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich.,6 de agosto, 2021.-El gobierno de Michoacán que encabeza el perredista Silvano Aureoles Conejo heredará a la próxima administración del estado una deuda de al menos 22 mil millones de pesos, a lo que habría que sumar 7 mil millones de pesos que se deben a proveedores; además de salarios y prestaciones a maestros de educación básica, media superior y superior que podrían rebasar los 5 mil millones de pesos.  

El gobierno de Aureoles concluye el próximo 30 de septiembre y los problemas financieros están a la vista ya que también hay adeudos salariales y de prestaciones con trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública, maestros de todos los niveles de educación pública, sin olvidar que la Universidad Michoacán de San Nicolás de Hidalgo tiene un déficit de mil millones de pesos, por lo que a partir de octubre comenzará a tener problemas para el pago de salarios y prestaciones.  

La bancada de Morena del Congreso local señaló que la reestructura de financiamientos ya existentes y la contratación de nuevos, la administración estatal tendrá un adeudo a largo plazo superior a los 21 mil millones de pesos, y si se suman, parte de los 3 mil 900 millones contratados a corto plazo en 2018 y 2019, el saldo se eleva a más de 22 mil millones de pesos, el mayor monto de deuda en la historia de Michoacán.  

En enero de 2020 el gobierno del estado contrató una deuda de 4 mil 90 millones de pesos. Mientras que el Congreso local autorizó vender 10 inmuebles en marzo de este año, cuyo valor es de 631 millones 740 mil pesos.  

En tanto, Carlos Maldonado Mendoza, titular de la Secretaría de Finanzas y Administración informó a medios locales que en 2015 la administración de Aureoles Conejo recibió una deuda con proveedores de hasta 14 mil millones de pesos, de los cuales se ha pagado el 50 por ciento, es decir heredará a la próxima administración una deuda a proveedores de 7 mil millones de pesos.  

La bancada morenista del Congreso de Michoacán denunció que, el gobernador Aureoles ha gastado más de mil millones de pesos en el arrendamiento de tres helicópteros que ha utilizado para sus visitas al interior del estado y viajes a otras entidades del país. “Habrá una revisión minuciosa, porque no puede haber un gobierno rico y un pueblo pobre”, comento el gobernador electo Alfredo Ramírez.