Mario Ensástiga Santiago/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 24 de agosto, 2020.- Ha terminado el proceso del segundo informe de gobierno del presidente municipal Raúl Morón, que incluyó la sesión solemne de cabildo en el palacio municipal; el informe político a dos años de gobierno en la Plaza Morelos ,y ocho informes regionales en diferentes territorios del municipio. Eventos en los que se observaron las medidas sanitarias que el COVID 19 nos ha impuesto y dictadas por el gobierno federal.  

Tal cual lo anuncié en la primera parte de este artículo, ahora abordaré tres temas más, la política social, la política económica y lo realizado ante el COVID 19, ciertamente en lo general, lo más sustantivo desde mi punto de vista.  

Ya comenté que el gobierno municipal de Raúl Morón se caracteriza por tres grandes rasgos y características en orden jerárquico: 1. honestidad; 2. obra pública prioritaria y 3. un gobierno cercano a la gente con política social. Es claro que se han hecho muchas otras acciones y buenas prácticas de gobierno, sin embargo-insisto-menciono sólo las que a mi juicio son las más relevantes.  

Los gobiernos locales de izquierda por lo general se identifican por el acento que ponen en la política social, en este caso se han realizado tal cantidad de acciones que no es fácil identificar cuáles a final de cuentas serán las más trascendentes, que seguramente serán las que logren al final del día procesos de transformación de las estructuras mentales de los ciudadanos y las estructuras organizativas de la gente.  

Ciertamente todas las actividades del gobierno son parte de la política social, encaminadas al desarrollo y bienestar social, es decir por el mejoramiento de la calidad de vida, el fortalecimiento del entramado social y el impulso de la vida comunitaria; con esos objetivos se han invertido 218 millones de pesos en programas de entrega de pies de casa y mejoramiento de viviendas, pisos y techos; salud, becas, apoyos a jefas de familia, granjas familiares, estufas ecológicas, cardiosegura, y las jornadas de los Concejos de Transformación Comunitaria.  

Se ha fomentado escuelas deportivas municipales que han alentado la práctica sistemática de la actividad física y el funcionamiento de los Complejos Acuáticos del municipio. Por el incremento de la violencia que viven las mujeres, se reforzaron las medidas de prevención y atención integral, se gestionó la apertura del Refugio “Vivas nos Queremos”, con una inversión de cuatro millones de pesos.  Se brindaron más de cinco mil asesorías jurídicas y terapias psicológicas con perspectiva de género.  

Se han impulsado muchas acciones en el Centro para la Cultura de la Discapacidad y más de mil eventos tanto públicos como privados en el Poliforum Centro de Innovación Social, de forma presencial y a través de la Plataforma de Difusión.  

En el campo moreliano se construyeron ollas para contener agua, corrales de manejo, macro túneles, rehabilitación de caminos saca-cosechas, invernaderos, desasolve de drenes, ríos y vallados. Se ha atendido el tema de la seguridad pública, que sabemos que es de carácter estructural y multifactorial, que exige la intervención de los tres órdenes de gobierno con distintas responsabilidades y obligaciones; así se ha logrado disminuir al 40 por ciento el robo de vehículos, el 33 por ciento el delito de extorsión y el 22 por ciento el robo a comercios.  

Se puso especial énfasis en el Programa de Violencia Familiar y de Género, a través del cual se brindó protección a las mujeres, niñas adolescentes y de la tercera edad para evitar conductas violentas que afecten su desarrollo y dignidad.  

En relación a la política económica el 2019 fue el mejor año en materia turística, ocupación hotelera, noche de muertos, eventos varios en el Centro Histórico, situación que cambió drásticamente con el brote de la pandemia; se avanzó notablemente en el Programa En materia de Mejora Regulatoria, con un avance del 80 por ciento en la Plataforma Digital del Catálogo Municipal de Trámites y Servicios. En colaboración entre la sociedad y las cámaras empresariales para fomentar la economía local impulsando bienes y servicios de las Mipymes morelianas, se ha fortalecido y relanzado el Programa Haz Barrio. Se elaboró una Plataforma Digital con su App, a través de la cual se fortalece la economía local de oferta y servicios a la comunidad. Se alcanzó un registro de más de 700 negocios en la App.  

Por la emergencia provocada por la epidemia del COVID-19,  el gobierno de Morelia reaccionó de inmediato en la operación de la Sana Distancia determinado por el gobierno federal, Física que determinó el Gobierno Federal, para mitigar la propagación y el fuerte impacto social y económico, se integró el Comité Municipal de Salud; se invirtió 27 millones de pesos, para proporcionar material de protección a la población y se sanearon espacios públicos y centros de trabajo: Se llevaron a cabo más de 140 mil acciones de esterilización, para limpiar y desinfectar superficies y espacios públicos; se entregaron ocho mil paquetes de limpieza para hogares vulnerables. Se abarcó aproximadamente a 600 colonias y comunidades del Municipio, incluyendo la Catedral de Morelia, las oficinas de Casa de Gobierno del Estado de Michoacán, así como la ciudad de Lázaro Cárdenas.  

Se adquirieron insumos para la seguridad alimentaria y se unificaron los programas de la Secretaría de Bienestar y el DIF, cuestión que posibilito entregar 90 mil paquetes alimentarios a las familias de menores recursos económicos.  

Todo este reporte a dos años del gobierno municipal de Morelia encabezado por el Profesor Raúl Morón Orozco, no deja objetivamente de ser un buen gobierno municipal, no en un sentido idealista y carente de errores y deficiencias, en un marco de actuación por demás complejo y difícil, no sólo por la pandémica del COVID 19, sino también por el contacto social, económico y político, de cara al proceso electoral del 2021.  

En buena medida los resultados a la vista, son responsabilidad política de Morón, que en mi opinión a hecho un gran esfuerzo de gobernanza política democrática, de la búsqueda constante del diálogo y construcción de acuerdos con los más diversos sectores de la sociedad civil organizada, grupos sociales, civiles, privados, encargadas y encargados del orden y las jefaturas de tenencia, académicos, deportivos, religiosos, políticos etc., y la machacona y eficaz gestión de recursos económicos, programas y proyectos ante el gobierno federal, en beneficio de toda la población del municipio de Morelia.  

Ya habrá en su momento la oportunidad de abordar las conclusiones políticas sobre la gestión política y administrativa de gobierno de Raúl Morón y su trascendencia en la construcción de la 4t en Morelia y la viabilidad política de llevar ésta importante experiencia de gobierno local, al plano estatal de Michoacán a partir del 2021.