Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 29 de marzo, 2019.- No se había registrado en la historia reciente de México un Presidente que tuviera tan elevado nivel de aceptación popular, pero tampoco uno que se empeñara todos los días en tratar de revertir esa imagen.

Andrés Manuel López Obrador llegó a la Presidencia de la República con un triunfo arrollador en las urnas y, durante los primeros tres meses de su gestión, su grado de popularidad se ha venido incrementando, a pesar de las primeras medidas implementadas como el combate al robo de combustibles, el llamado huachicoleo, que produjo a principios de año un importante desabasto de gasolina.

Asimismo, la consulta para la cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, las medidas hacia las guarderías infantiles y otras estrategias, parecerían impopulares pero llegó a los cien días de su gobierno con un nivel de aceptación superior al 80 por ciento.

Sin embargo, ha empezado a sufrir algunos descalabros como el abucheo del que fue objeto en el estadio de beisbol de los Diablos Rojos y otras manifestaciones de protesta en el interior del país.

Pero uno de los episodios más controvertidos hasta ahora es el que tiene que ver con la carta que el Gobierno de la República envió al Reino Español, para exigir una disculpa por los atropellos que ocurrieron durante la época de la conquista.

Sus adversarios políticos se han dado vuelo criticando y tratando de ridiculizar al tabasqueño, dejando poco a poco sin argumentos de defensa a sus fieles seguidores. Cientos de chistes y memes como siempre ocurre en estos casos han salido a relucir e incluso en Facebook hay ya hasta un juego en el que preguntan “¿Tú porqué deberías disculparte?” y señalan respuestas como “Por comer tacos estando a dieta” o “No salir el viernes por quedarme a ver Netflix”, y muchos más.

Hay quienes dicen que se trató de una estrategia política, una especie de cortina de humo para dejar de lado otros temas como la crisis económica y la seguridad pública. No se descarta porque efectivamente ha sido un tema de debate en los últimos días, pero en todo caso pudiera ser elevado el costo.

Faltan unos días para que López Obrador cumpla cuatro meses al frente del Gobierno Federal y seguramente habrán de surgir nuevas encuestas; ya se verá entonces si es que este episodio que ha sido uno de los más sonados de su mandato, afectó o no su hasta ahora creciente popularidad.