Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 8 de abril, 2020.-La reacción ante el proyecto de recuperación económica que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 5 de abril, una vez que se supere la pandemia, ofendió al grupo empresarial Monterrey, porque no contempló ningún rescate para este sector; aunque así hubiese sido, hay una guerra abierta contra AMLO por la sencilla razón que han sido afectados los privilegios y las prebendas.

Parece contradictorio que algunos grandes empresarios como Carlos Slim, Alberto Baillères y Germán Larrea, no solo no pidieron ayuda al presidente Obrador, sino que ofrecieron su apoyo. Mientras que otros como Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, se quejó porque la Presidencia de la República les cerró las puertas.

Incluso, el presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, llamó a una insurgencia empresarial contra el gobierno. De Hoyos es un panista que buscó la gubernatura de Baja California, pero no llegó, y ahora quiere más.

De hoyos, quien dice ser defensor del empleo (no de su dinero ni de los grandes negocios) está molesto porque hace apenas unas semanas defendió a la empresa cervecera que pretendía instalarse en Mexicali, donde hay graves problemas por la escasez de agua, cuando la empresa consumiría millones de litros de agua.

La parte más conservadora y radical de la derecha quisiera derrocar a López Obrador y volver a los tiempos pasados, de los fobaproas, la evasión fiscal; los negocios jugosos y sencillos a costillas del pueblo mexicano. La realidad cambió, y ellos saben perfectamente que México es un país noble para todos aquellos que deseen invertir, pero no debe ser a costillas de la destrucción del medio ambiente ni del saqueo.

Este poder económico es dueño de medios informativos importantes, así que la campaña contra Obrador continuará incluso será más agresiva, pero el Presidente cuenta con una base social importante, que respaldará su proyecto hasta el fin de su gestión. Después quién sabe.