José K/Noticias y debate M3

Morelia, Mich., 9 de julio, 2019.-Algunas playas de Quinta Roo, como Tulum, Cozumel, Punta Allen y Mahahual Xcalak, así como en Puerto Morelos, se han visto afectadas por una capa de sargazo, o alga marina, procedente de Jamaica, aunque desde 2014 se ha había visto en playas de Brasil y otros puntos de América Latina.

Sorprendió a muchos que ayer en las playas de Tulum amanecieron con una capa de sargazo de unos 20 metros de longitud y más de 60 centímetros de altura. El alga comenzó a afectar las costas de Quintana Roo desde 2015, pro no en tales cantidades.

Más allá de los daños a la actividad turística, la presencia de sargazo daña la vida marina como corales, erizos y sardinas, y a decir de científicos se debe al calentamiento global, sobre todo entre los meses de julio y septiembre.

“El sargazo aprovecha las aguas cargadas de nutrientes para reproducirse con facilidad. Los vertidos de la minería, la agricultura y la ganadería, sumados a la deforestación en la cuenca del Amazonas, han hecho que entre las algas se hayan encontrado metales pesados en proporciones muy pequeñas. Pero también la sobreexplotación hotelera en la región del Caribe y la mala gestión de aguas residuales han contribuido al problema. El 38% de las aguas residuales del Estado mexicano de Quintana Roo no son tratadas, según la Comisión Nacional del Agua”. (Diarios, El País).

La presencia de esta alga, que se concentra más en el Atlántico, es una señal de que el planeta está siendo gravemente afectado por la contaminación y destrucción de los recursos naturales. Sin duda es un aviso más de la naturaleza que ha sido severamente dañada por la ambición de una minoría.