Redacción/Noticias y Debate M3

La Piedad, Mich., 22 de diciembre, 2019.- El gobierno de Michoacán ha señalado recientemente que las solo el 30 por ciento de las aguas residuales del estado son tratadas, por lo que no hay un solo río ni embalse que esté libre de contaminación. Pero también hay zonas que requieren de agua de riego para sus cultivos, y lo más irónico es que existan regiones que periódicamente son afectadas por inundaciones como ocurre en El Bajío michoacano.

La diputada local de Morena,  Tere López Hernández informó que la Conagua  se comprometió a la reparación de la bomba número 1, a la rehabilitación electromecánica de las plantas de bombeos números 1 y 2, ubicadas en el poblado de Santiago Congoripo, municipio de Angamacutiro.
“Estas acciones beneficiarán a los campesinos, quienes son los que nos dan de comer”, señaló la legisladora.   

Dijo que se pretende drenar el exceso de lluvia en el valle de Angamacutiro e impedir de este modo que se inunden los poblados cercanos al río Lerma, y beneficiar a varios municipios, que carecen de agua, como Angamacutiro, Numarán, Penjamillo y José Sixto Verduzco.

Tere López opinó que todavía están a tiempo de reorientar el presupuesto estatal del 2020, para que se designen los recursos suficientes, por lo que espera que Conagua mande su estimado para que se pueda etiquetar los recursos.

Cabe destacar que la Conagua participará en el desazolve del río Lerma, junto con las autoridades estatales y municipales y realizará la extracción de plantas acuáticas del vaso de la presa Gonzalo, en el municipio de Vista Hermosa.

En síntesis se requiere mejorar todo lo que tiene que ver con el uso  de agua, porque algunas regiones, como ocurre en una parte del Bajío,  son frecuentes las inundaciones, pero otras localidades de esa misma zona  demandas agua para el riego de sus cultivos. Pero también es una urgencia arreglar y poner en marcha las plantas  de tratamiento de aguas residuales  que dejaron de operar, ya que no es posible, cuando se avecina una crisis de agua, Hablamos de sitios emblemáticos de la entidad como los lagos de Pátzcuaro, Zirahuén y Cuitzeo y de los ríos Balsas, Lerma, Cupatitzio, entre otros, que se encuentran demasiado contaminados.