Morelia, Mich., 6 de febrero, 2019.- Hemos dicho que “el cinismo no tiene límites”, en torno a las declaraciones de  los ex presidente panistas Vicente Fox y Felipe Calderón que han tratadon de defender lo indefendible. Ha habido observaciones, tersas por cierto,  del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido que hay claros visos de corrupciones en esas dos administraciones.

En conferencia de prensa de este 5 de febrero, Obrador dijo que  los ex presidentes Felipe Calderón  y Ernesto Zedillo trabajaron,  al concluir su sexenio, para una de las empresas que privatizó, “y eso no se ve bien, no es ético”, dijo el Jefe del Ejecutivo federal.

Tanto Fox como Calderón pretenden meterse en el ring, cuando saben perfectamente que su tiempo político ya concluyó. El ex mandatario michoacano declaró que quiere debatir con el Presidente, olvidando la afrenta del robo electoral y lo déspota y agresivo como se comportó al frente de la administración.

López Obrador afirmó que no debatirá con Calderón, e irónico, dijo: “para que no se moleste y no se disguste, le ofrezco disculpas, pero se les pasó la mano, eso no se puede hacer”.

Respeto a la libre determinación de los pueblos

El gobierno de México recuperó la decencia diplomática al reconocer la libre determinación de los pueblos del mundo. Al referirse directamente a Venezuela, que ha sido acosada por países latinoamericanos que exigen democracia con tal de seguirle el juego al vecino país del norte, Si supieran que cada agresión  que recibe Venezuela les puede ocurrir a  estas naciones como Colombia, Perú, Brasil, Argentina, Chile, entre otros.

Varios presidentes latinoamericanos no tienen memoria, olvidaron cuando Estados Unidos promovió y respaldó golpes de Estado en varios países latinoamericanos, es decir, cuando respaldó gobiernos dictatoriales.  Por supuesto que no hay principios cuando se trata de  despojar a una nación de su riqueza.

Silvano en caída libre

El gobierno de Michoacán de Silvano Aureoles Conejo cayó a los niveles más bajos de aceptación, aunque desde hace casi dos años, el 80 por ciento de los habitantes de esta entidad rechazaba su gestión. Según las empresas encuestadoras que han dado seguimiento, ahora ni el 10 por ciento de los ciudadanos considera que ha hecho un buen gobierno. ¿será por los helicópteros, los ranchos, las huertas aguacate, los trajes de 300 mil pesos?