Redacción/Noticias y Debate M3

CDMX, 13 de mayo, 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó este lunes la firma  de un acuerdo con HSBC, J.P.Morgan México y Mizuho Securities,   instituciones bancarias con presencia global, para refinanciar parte  de la deuda de Pemex y renovar dos líneas revolventes de crédito con  el objetivo de fortalecer las finanzas de Petróleos Mexicanos.

El mandatario dijo que este acto celebrado durante la conferencia de  prensa matutina, demuestra la confianza de los bancos en México y en el gobierno, por  lo que expresó su agradecimiento y aseguró que serán correspondidos.

“Pero esto demuestra la confianza que hay en México y en su gobierno.  Es por eso un acontecimiento muy importante el que los bancos nos  estén dando su confianza, lo cual agradecemos mucho porque a pesar de  la desinformación, de la manipulación, de querer sembrar la percepción  de que no va bien la economía, de que hay una enorme deuda en Pemex,  inmanejable, a pesar de eso, quienes tienen información verdadera  saben que la economía va bien”, subrayó.

Sostuvo que la firma del documento no significa la contratación de  deuda y que el fondo que ya existía se amplía de tres a cinco años y  reduce la tasa de interés.

“Quiero aclarar que no se trata de contratar deuda, es lo que ya Pemex  tenía considerado. Tenemos el compromiso, lo vamos a cumplir, que no  va a aumentar la deuda pública en términos reales en el tiempo que  gobernemos el país. Este es un fondo que se va a utilizar si es  necesario, de acuerdo a las circunstancias”, explicó.

Durante la firma del acuerdo también se anunció un decreto  presidencial para reducir la carga fiscal de Pemex, el cual será  publicado esta misma semana en el Diario Oficial de la Federación.

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa,  detalló que con esta resolución se trata de beneficios fiscales para  la empresa.

“Eso le va a dar un respiro enorme a Pemex y sobre todo va a ayudar a  que algunos de estos pozos, que no eran rentables porque ya están  viejos, porque ya estaban casi cerrados, que no eran rentables porque  el Derecho de Utilidad Compartida era muy alto, ahora puedan volver a  explotarse”, apuntó.