Comunidades p´urhépecha, a 22 de mayo del 2020. 

K´eri Kunkorhekua Iretecheri, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM), órgano autónomo e independiente, constituido por autoridades civiles, comunales y tradicionales de 60 comunidades originarias, representados en la presente carta mediante la Comisión de Enlace, la cual firma y sella al calce, manifestamos conjuntamente lo siguiente:

Históricamente, los pueblos originarios hemos participado en todos los grandes procesos sociales del país, en las rebeliones en contra de la explotación durante la colonia, en los combates de los ejércitos insurgentes de Hidalgo y Morelos durante la independencia, en las batallas por la restitución de tierras y recursos naturales durante la revolución, en las luchas por la autodeterminación, autonomía y autogobierno, así como en la defensa de nuestros derechos colectivos.

Socialmente, los índices más altos de pobreza, marginación y discriminación los mantienen los pueblos y comunidades originarias en donde el Estado mexicano mantiene una deuda histórica que ha sido incapaz de saldar.

Jurídicamente, los pueblos originarios poseen derechos colectivos reconocidos por los tratados internacionales y por la constitución mexicana. Además de que somos primeros en tiempo y primeros en derecho, toda vez que nos encontramos asentados en nuestros territorios desde tiempos inmemoriales.

En el anterior marco histórico, social y jurídico, les solicitamos atentamente respeto al derecho a la consulta y al territorio que mantiene el pueblo nahua de los municipios de Cuetzalan del Progreso, Tlatlauquitepec y Yaonáhuac del estado de Puebla y declare inconstitucional la Ley Minera (amparo en revisión 928/2019) que afecta no solo a los pueblos nahuas, sino a todos los pueblos originarios.

De igual forma, les pedimos respeto a los derechos de libre autodeterminación que mantiene el Pueblo P`urhépecha en las comunidades de Santa Fe de la Laguna del Municipio de Quiroga y San Benito Palermo del Municipio de Los Reyes (controversias constitucionales 142/2019 y 273/2019) y resuelva a favor de la autonomía de las comunidades originarias.

Finalmente, hacemos un llamado respetuoso a todos los pueblos originarios, para dejar de lado nuestras diferencias, sentir el momento histórico que estamos viviendo y luchemos en unidad de acción en la defensa de la madre tierra y nuestros derechos colectivos.