Redacción/Noticias y Debate M3

CDMX, 27 de mayo, 2019.- En Salamanca, Guanajuato, el presidente  Andrés Manuel López Obrador terminó las visitas de supervisión en las  seis refinerías de Petróleos Mexicanos.

Al presentar el Plan Nacional de Refinación, informó que ya está  aprobado un presupuesto de 2 mil millones de pesos para rehabilitación  del complejo de Salamanca y aseguró que en 2020 tendrá más recursos  con el objetivo de aumentar su producción. “Estamos convencidos de la importancia de rescatar a Pemex, porque si  rescatamos a Pemex y rescatamos al sector energético, se va a rescatar  a México. Pemex tiene que ser la palanca para el desarrollo nacional”,  remarcó el mandatario.

Con esta estrategia, dijo, a partir de 2022 la empresa productiva  contribuirá al crecimiento del país una vez que se convierta en una  empresa fortalecida y logre la autosuficiencia. Adelantó que en los próximos días firmará un decreto para reducirle  impuestos a Pemex ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público  para dejarle recursos y pueda producir más petróleo.

A finales de este mes también se concretarán los contratos para  producción y extracción de 22 campos petroleros en el sur y sureste. Comentó que los trabajos se llevarán a cabo en mayor medida por  administración, es decir, con experiencia de trabajadores en activo,   de planta y transitorios; “ya fue mucho el contratismo y demostraron  que no son tan eficaces”, apuntó.

El jefe del Ejecutivo dijo que no cancelará 107 contratos con empresas  nacionales y extranjeras que se firmaron en el contexto de la reforma, “porque no queremos pleitos”, aclaró. Sin embargo, urgió a que  aceleren la inversión y producción. “Afortunadamente esos 107 contratos implican cuando mucho el 20 por  ciento de toda el área petrolera de México, el 80 por ciento sigue  siendo de la nación para beneficio de los mexicanos”, abundó.

El presidente dijo que 2 millones 200 mil barriles diarios serán crudo  suficiente para procesar la materia prima y hacer gasolinas, abastecer  las seis refinerías y la nueva refinería, porque el propósito es  aumentar la capacidad de producción del 30 al 90 por ciento. “No queremos sobreexplotar las reservas, tiene que haber reposición.   Hay que pensar que el crudo es un recurso no renovable y debemos de  dejar a las nuevas generaciones esta riqueza que es de todos los  mexicanos”, afirmó.

A estos esfuerzos se suman el combate al robo de combustible y la   austeridad republicana, que representan fuentes de ahorro impulsadas  por el gobierno federal. “Ya iniciamos una etapa nueva en la que apoyaremos el fortalecimiento  de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad. Este 2019,   Petróleos Mexicanos contará con un  presupuesto adicional de cerca de  100 mil millones de pesos con relación a lo que se invirtió el año  pasado”, puntualizó el mandatario.