Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 9 de mayo, 2019.- El subsecretario de educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Luciano Concheiro, dijo que el gobierno federal no estará salvando o rescatando universidades  como la Universidad Michoacana, sino que se requiere que la propia institución trabaje para resolver de fondo sus problemas estructurales. Nada nuevo.

De hecho ese siempre ha sido el diagnóstico, nada más que no es tan sencillo entrarle a la solución de los problemas de fondo como el de las jubilaciones y pensiones, y más en comunidad universitaria tan aguerrida como la nicolaita.

En entrevista al finalizar la ceremonia por el aniversario del natalicio de Miguel Hidalgo, el funcionario federal señaló que actualmente se trabaja de la mano de la Rectoría de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) para llegar a una solución definitiva.

“Vamos a trabajar en conjunto por una solución de fondo, ese es el compromiso del Presidente, no de estar salvando o en esos términos de rescate sino muy por el contrario, entrarle de fondo a la solución de la Universidad Michoacana”, afirmó.

Aquí lo que se necesita saber es a qué se refieren cuando se habla de “rescatar” en este caso a la Casa de Hidalgo, ¿a darle mayores recursos económicos? Esa sería la solución un año, pero al siguiente necesitaría otro rescate igual o mayor, debido a temas como justamente el de las jubilaciones y pensiones.

O tal vez quisieran que el “rescate” fuera que el gobierno federal se eche la bronca con los sindicatos para la modificación del régimen de jubilaciones; o con la comunidad estudiantil para resolver el asunto de las casas del estudiante; o con los trabajadores que tienen prestaciones no reconocidas en el presupuesto.

Cualquiera que sea, no creo que el Gobierno Federal se anime a entrarle, al menos no solo.