Georgina Morales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 7 de enero de 2019.- Medardo Serna González está a un par de días de concluir su gestión como rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo,  y ha sido un período tan complicado que estas horas que restan le parecerán eternas.

Sin duda una institución de primer nivel, con programas educativos de calidad, con investigadores reconocidos, alumnos y profesores poniendo en alto el nombre de la Universidad, y sin embargo, el problema más complicado que enfrenta es el que tiene que ver con el aspecto económico.

Han sido cuatro años de una complicada gestión, a pesar del excelente perfil académico del rector, pero ha tenido que hacer frente a la falta de recursos económicos, a los sindicatos que han sido un auténtico dolor de cabeza y a grupos tanto internos como ajenos a la Universidad, que han buscado desestabilizar a la principal institución educativa del estado.

Como sea, Medardo Serna concluye su gestión y podrá tener un poco de tranquilidad; el asunto ahora es para quien vaya a sucederlo al frente de la Rectoría, es una auténtica rifa del tigre, pues quien vaya a ser el elegido tendrá que enfrentar los mismos problemas que el actual rector, pero corregidos y aumentados, en virtud de que no se vislumbran soluciones definitivas, al menos en el corto plazo.

Este 9 de enero la Comisión de Rectoría habrá de decidir quién será el próximo rector o rectora. Deberán elegir al mejor perfil, desde luego académico, pero también en el tema político y financiero. Casi tendrá que ser un mago para hacer frente de manera exitosa al reto que implica dirigir el destino de la Universidad Michoacana durante los próximos cuatro años. Suerte a quien le toque el tigre.