José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 12 de julio.-El candidato electo de Baja California, Jaime Bonilla Valdez,  ha sido severamente criticado, lo mismo que Morena, partido que lo postuló,  por una serie maniobras legislativas que le permitió ampliar su periodo de gobierno por tres años más. Se debió a que le correspondía una administración corta, de dos años,  con el fin de empatar elecciones locales con elecciones federales.

Como ha ocurrido en otros congresos locales, al igual que en el Congreso de la Unión, hubo negociaciones para que se aprobara la ampliación de mandato de Jaime Bonilla. Lo que ocasionó  una serie de críticas a la dirigencia de Morena y al propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

El fundador del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas escribió en el diario La Jornada un texto lo siguiente: Con esta resolución se atropella la voluntad ciudadana, se viola la ley en su espíritu y letra (por más que el voto legislativo se haya dado según procedimientos establecidos en la ley local), se rompe el orden republicano y se lesiona gravemente nuestra aún incipiente democracia.

Hay que señalar que  al inicio del proceso electoral se consideró un periodo gubernamental en Baja California de 5 años, lo que permitiría  empatar elecciones en 2024, pero los opositores de Morena fabricaron una serie de acciones para que fuera una gubernatura de solo dos años.

Lograr que se ampliara el periodo de gobierno  fue legal, pero éticamente no, como tampoco lo fue las patrañas de los opositores de Bonilla, que de mala fe  redujeron el periodo de gobierno de cinco a dos años. Las grillas continúan.