Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias Y debate M3

Morelia, Mich., 13 de febrero, 2019.- El sistema educativo y cultural del país viven bajo una tremenda crisis, por una serie de factores que tienen que ver con educación, medios de comunicación, factores sociales y valores.

Este día se cumplieron 60 años de la creación de libros de texto gratuito, aquellos que tenían en la portada la imagen simbólica de la Patria, representada por una mujer indígena. Fue durante el periodo presidencial de Adolfo López Mateos, cuando se editaron libros sencillos que sin duda defendían nuestra identidad cultural, su historia y sus principios.

El presidente Andrés Manuel López Obrador comentó en la conferencia de prensa de esta mañana, sobre el papel de los medios de comunicación y la forma como en series televisivas se enaltece el papel de los delincuentes, dándoles valores de heroicidad lo que los convierten en ejemplos para los jóvenes. Por lo que uno de los propósitos de su gobierno  es reducir al máximo  el consumo de drogas entre adolescentes y jóvenes.

El presidente Obrador comentó que la educación básica debe recuperar espacios en materia de ética, civismo, historia, y en el fortalecimiento de valores  culturales, morales y espirituales, a partir del ciclo 2020 cuando se editen los nuevos libros de texto gratuito.

Sabemos bien que las nuevas tecnologías sin duda despiertan mucho la inteligencia de los niños, pero si no se sabe encausar con el paso del tiempo se convierte en un problema por el acceso a imágenes, conocimientos, juegos no aptos para menores.

La cultura del narco está por todas partes, y más por los lugares donde se mueven los grupos delictivos. Podríamos decir que los padres de familia deben tener cuidado con este fenómeno, pero muchas veces los padres están dentro de esa forma de vida, y no quiero decir que sean delincuentes, pero que creen y alimentan todo lo que está alrededor del crimen, como los autos de lujo, armas de fuego, lujos y excesos que se dan en ese tipo de organizaciones y que permean en los sectores sociales, sobre todo en los más marginados.

Tenemos que decir que las iglesias, principalmente la católica,  han dejado de tener la influencia moral entre la sociedad, a veces por el descrédito y muchas otras porque las nuevas formas de vida, como es la misma delincuencia, dejaron de privilegiar los mandamientos, como el no robarás y no matarás.

Es por ello que se requiere de una reforma integral para recuperar los valores perdidos y frenar la degradación social que no está arrastrando hacia el abismo.