Redacción/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 15 de enero.-  Decenas de recolectores de basura se plantaron esta mañana frente al Congreso local, para rechazar el impuesto aprobado por la mayoría de los diputados del estado en diciembre pasado, que obliga a los concesionarios que recolectan basura en al menos 300 colonias de la capital michoacana, a pagar 100 pesos por tonelada de basura, lo que implicaría que los ciudadanos erogar un peso por kilo de basura.

Los recolectores de basura anunciaron que a partir de este día, y hasta el 26 de enero,  suspenderán el servicio, porque la iniciativa enviada por el gobernador Silvano Aureoles aprobada por la mayoría, entre ellos dos legisladores de Morena, no tiene razón de ser.

Los inconformes tiraron bolsas de basura sobre la avenida Madero, frente al acceso principal de la sede legislativa, mientras otros de ellos sostienen cartulinas demandan una explicación de las autoridades, y amagan al ciudadano con un cobro por kilo a partir del 1 de febrero.

El 30 de diciembre de 2018, el Congreso de Michoacán aprobó impuestos sobre servicios de hospedaje que será entre  2  y 3%;  Impuesto sobre la nómina, pasa de 2 a 3%; impuestos ecológicos, que contempla verificación vehicular: do impuestos cedulares por prestación de servicios profesionales y otorgamiento o goce de bienes inmuebles con tasa de 2.5% cada uno; impuesto sobre negocios jurídicos e instrumentos notariales, y el que tiene que ver con la recolección de residuos sólidos.