Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 21 de mayo.- No siempre los dirigentes sindicales y representantes de trabajadores defienden los derechos de sus agremiados. Muchos se han enriquecido y han aprovechado el cargo para buscar cargos políticos o públicos. Incluso más de uno han puesto en jaque a las instituciones en las que laboran.

La rectora de la Universidad Tecnológica de Morelia (UTM), Minerva Bautista Gómez, demandó a las autoridades laborales y de justica  actúen en contra del dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Tecnológica de Morelia (Sututem), Gerardo Bolaños Jiménez, por haber cometido una serie de acciones fuera de la ley y haber actuado con toda  impunidad en materia de corrupción, lo que ha causado un enorme daño a la comunidad estudiantil.

Ella llegó a la rectoría de la UTM en noviembre de 2018, y en unos cuantos días se dio cuenta de  los ilícitos que cometía el dirigente sindical, y la respuesta  del dirigente sindical fue que comenzó con tomas de instalaciones para exigir la salida de la rectora.

“La situación se complicó cuando exigió se  asignara carga horaria a 38 personas que terminaron su contrato en diciembre pasado y que no fueron tomadas en cuenta porque no cumplieron las expectativas, no tenían el perfil ni la capacidad. Solo se habían presentado a clases 10 días en el cuatrimestre anterior.

 “Luego tomaron las instalaciones de la Universidad el pasado 8 de mayo. Con Gerardo Bolaños no hay ninguna comunicación, su contrato fue  finiquitado desde que nos negó la entrada desde noviembre pasado, incluso en tres ocasiones trató de desalojar violentamente las instalaciones”, apuntó Bautista.

En la UTM hay 2 mil 500 alumnos, no obstante 400 más  desertaron luego de que Bolaños comenzó a boicotear el trabajo académico con una serie de tomas, es por eso que se le canceló el contrato. “A través del chantaje y la presión política quiere ingresar nuevamente a la Universidad, la mayoría de los docentes y directivos no están con él. Ahora busca el apoyo de otros sindicatos, que si supieran de quién se trata seguramente no lo apoyarían”, dijo minerva Bautista.

El problema de  muchos sindicatos es que actúan como verdaderas mafias,  y hablan de democracia solo de dientes para afuera, cuando en verdad buscan el poder y el dinero fácil. o