José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 27 de septiembre, 2021.- El gobernador electo de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, señaló que después de la derrota electoral de la alianza PRI, PAN, PRD, se veía venir que la administración de Aureoles iba a provocar una crisis de manera artificial con el fin de convulsionar al estado. “De ahí que nuestra primera tarea es ganar gobernabilidad, estabilizar al estado, con focos rojos prácticamente generalizados; resolver el tema financiero porque es urgente cerrar bien año. En este momento es el magisterio; no tarda la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y los subsistemas de nivel medio superior y superior que seguramente entrarán en impago”.

A cinco días de que tome posesión como gobernador de Michoacán, Ramírez Bedolla manifestó, que entre sus primeras líneas de acción no habrá disposición de helicópteros, ni se permitirá renta de vehículos de lujo para funcionarios, solo habrá aeronaves para tareas emergentes como protección civil e incendios forestales.

Cabe señalar que según la dirigencia estatal de Morena informó que la administración del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, destinó del erario público, más de mil 440 millones de pesos en la renta de aeronaves en los seis años de su administración, debido a que suscribió contratos de arrendamiento de tres helicópteros ejecutivos con un costo de 820 mil dólares mensuales más IVA.

En conferencia de prensa, el gobernador electo morenista señaló que en 2016, Aureoles aumentó los gastos de combustible para funcionarios de 3 millones a 105 millones de pesos; además de que tenía adscrito a su servicio 130 escoltas; mientras su hermano Antonio García Conejo cuenta con 13, y el ex secretario de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona tiene nueve guardaespaldas, quien por ciento tiene pendiente una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por el caso Arantepacua, apuntó Ramírez Bedolla.

Dijo que, a partir del 1 de octubre, después de que tome posesión como gobernador se enfrentará a un estado convulsionado, porque Aureoles Conejo dejará deudas con todo el magisterio de todos los niveles de gobierno por miles de millones de pesos, sin contar a los trabajadores de los tres niveles de gobiernos, y las deudas institucionales y con terceros que suman más de 13 mil millones de pesos.

Alfredo Ramírez subrayó que la administración que encabezará dirá un alto al derroche, a la corrupción y al abuso en el manejo de los recursos públicos. Dijo que habrá varios ajustes en la estructura de gobierno como en la Coordinación de Comunicación Social, la Oficina del Gobernador y la Consejería Jurídica donde solo habrá una unidad programática, para evitar gastos mayores.

Desaparecerán las asesorías en todas las dependencias de gobierno, se acabó la figura del zángano político”; se reducirá al máximo el presupuesto para gastos del gobernador, que incrementó Aureoles de 31 a 85 millones de pesos.

Ernesto Martínez Elorriaga

emelorriaga@hotmail.com
Editar contacto