Ernesto Martínez Elorriaga/ Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 31 de agosto, 2021.- En el marco del Día Internacional del Detenido-Desaparecido, autoridades comunales de la meseta purépecha y de la región nahua de Aquila exigen justicia para los más de 20 desaparecidos víctimas del poder y de la delincuencia organizada, así como la liberación de presos políticos, como los tres de Nahuatzen que perdieron su libertad por defender su territorio y derechos, informó el dirigente del Consejo Supremo Indígena de Michoacán, Pavel Guzmán.  

El dirigente purépecha comentó que, en la reunión con el candidato electo, Alfredo Ramírez, celebrada este domingo en el pueblo de Jarácuaro, municipio de Erongarícuaro, el morenista se comprometió que una vez asuma el cargo como gobernador a partir del 1 de octubre, modificará la Comisión Estatal de Víctimas de desapariciones forzadas, porque en realidad no ha cumplido con la misión por la que fue creada.  

Pavel Guzmán afirmó que ninguna autoridad federal, estatal o municipal ha resuelto las demandas de justicia y verdad, por el contrario, los familiares de las víctimas han sido criminalizadas, han vivido bajo amenaza por parte de autoridades de seguridad.  

El dirigente del CSIM recordó que su familia ha vivido la pesadilla de haber perdido a sus tíos Amafer, Armando Solón y Venustiano Guzmán Cruz, y de su abuelo Jesús Guzmán Jiménez ocurrida entre 1974 y 1977, en las que participó un comando armado de fuerzas federales tras ser acusados de pertenecer Movimiento de Acción Revolucionaria (MAR). “Solo dos de ellos formaron parte del movimiento guerrillero, pero se llevaron a tres más, incluyendo al  de menor edad que solo tenía 16 años”, subrayó.}  

También debe hacerse justicia, dijo,  ante las desapariciones forzada de líderes y comuneros que participaron en la defensa de su territorio y recursos naturales: fueron seis en la comunidad nahua de Ostula, municipio de Aquila; cuatro en Cherán; dos en Santa Fe de la Laguna; dos en Zopoco, municipio de Chilchota y dos en Caltzontzin, municipio de Uruapan.  

En cuanto a presos políticos recordó a las víctimas de Nahuatzen que permanecen presos desde noviembre de 2018, por defender los derechos del Concejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen, electo por usos y costumbre, mientras que autoridades del gobierno estatal perredista impusieron a un alcalde cuando en esta cabecera municipal ni siquiera se habían instalado casillas.  

José Luis Jiménez, José Antonio Arriola y Gerardo Talavera, fueron detenidos luego de una gresca, los acusaron de robo y sabotaje, y llevan casi tres años presos, cuando todos saben que las acusaciones fueron fabricadas.  

En tanto la organización defensora de derechos Humanos Alzando voces, insisten en que tienen documentadas aproximadamente 300 desapariciones forzadas, pero han pasado años y décadas y no han sido escuchados, a pesar de las protestas periódicas de familiares que siguen buscando a seres queridos desaparecidos.