Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 26 de mayo, 2019.- Seguramente muchas personas pensarán que pueden respirar tranquilas, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), determinó que está prohibido grabar, almacenar, leer o registrar, sin el consentimiento de los interlocutores, una comunicación ajena., todo esto con el afán de salvaguardar el derecho de la inviolabilidad de las comunicaciones.

El caso fue analizado a través de un recurso de amparo en revisión, sobre el caso de un hombre que imprimió 343 correos electrónicos de su esposa y los presentó ante el juzgado para demostrar el adulterio de su pareja y así obtener el divorcio y la custodia de sus hijos.

Al respecto se estableció que  “Sustraer o apoderarse de correos electrónicos ajenos, sea entre cónyuges o miembros de la misma familia, es contrario al derecho fundamental a la inviolabilidad de las comunicaciones privadas”, compartió la SCJN en sus redes sociales.

Así que habrá quienes estén felices de tal determinación de la Corte, misma que sacarán a relucir que cada vez que alguien, sobre todo su pareja, pretenda revisar sus mensajes, tal vez no en un propósito de ocultar una mala conducta sino simplemente por defender su derecho a la privacidad.

Pero habrá otros que utilicen tal resolución para esconder comportamientos sospechosos, lo cual seguramente no los salvará de la bronca pero al menos piensa que tiene un arma con qué defenderse. Y ahí, que Dios los ampare.