José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 18 de diciembre, 2019.- Maestros, empleados y jubilados de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) no han cobrado la primera quincena de diciembre, aguinaldo ni prestaciones de fin de año. Tiene que aprobar una reforma laboral, que por, cierto no les afectaría a los trabajadores actuales, pero como alguien dijo: cada vez le quitan más elementos al Sindicato de Empleados de la Universidad Michoacana (Sueum) menos elementos que qué negociar,

En tanto no se apruebe la reforma al régimen de jubilaciones y pensiones, la universidad Nicolaíta no recibirá los recursos extraordinarios por más de 550 millones de pesos que se requieren para dichos pagos.

El Sindicato Único de Profesores de la Universidad Michoacana (Spum) ya aceptó las modificaciones a esa norma, mientras el Sueum busca diálogo, pero a la vez sigue saliendo a las calles a protestar.

Las autoridades universitarias señalaron que esta reforma no afectará a ningún trabajador pensionado, jubilado o en activo que cuentan con más de 25 años de servicio, porque las leyes no son retroactivas.

Sin embargo, los nuevos maestros y empleados nicolaítas tendrán que jubilarse a los 30 años de servicio y con al menos 60 años de edad; no con 25 años de labores y 50 años de edad, como hasta hoy está establecido.

El rector Raúl Cárdenas Navarro, tras sostener que ambos sindicatos tienen de aquí al 31 de diciembre para modificar algunos aspectos de la reforma al régimen de pensiones y jubilaciones que propuso la Rectoría porque es el límite en el que concluye el periodo fiscal.

Una vez acordadas las modificaciones a este régimen, se entregaría a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para que imprima los sellos y pueda entregarse a la Subsecretaría de Educación Pública de la Ciudad de México, y de inmediato se procedería al pago de salarios y prestaciones.

En diciembre de 2018, el entonces rector Medardo Serna signó un acuerdo con funcionarios federales de Educación y Hacienda, en el que recibió recursos extraordinarios para solventar el pago de salarios y prestaciones de ese año, a cambio el ex rector  se comprometió a realizar reformas al régimen de jubilaciones, lo que afecta a más de 7 mil profesores, empleados y jubilados de la universidad nicolaíta.

La situación se complica un poco para los maestros y empleados nicolaítas, digo un poco porque en realidad se trata de trabajadores privilegiados, en su mayoría, sobre todo los que tienen bases y sueldos bastante decorosos.