Fernando Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

CDMX, 28 de febrero, 2019.- Actualmente el emprender es considerado como un reto por el miedo que se tiene al fracaso junto con inadecuada administración. Las dificultades económicas no han favorecido la situación pero, a pesar de los obstáculos, mucha gente ha sabido salir a flote y crear un negocio que no sólo funciona, sino que reporta más beneficios de los esperados en un primer momento.

En su actividad como consultores, Jesús de la Corte y Fernando Lallana han conocido a tantos y tantos emprendedores, grandes y pequeños, de todas las partes de mundo. Por ello, traen a México el libro, Sorbos de Emprendimiento. El texto recopila experiencias de emprendedores de múltiples países, con el fin de proporcionar consejos a quienes quieran iniciarse en un negocio e impulsar su iniciativa. El libro estará disponible a partir del 12 de marzo en Amazon.

En los próximos días los autores españoles, Jesús de la Corte, especialista en Políticas Públicas y Recursos Humanos, y Fernando Lallana, especialista en Ciencias Empresariales; nos contarán la aventura que implica crear un negocio, esto en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Guadalajara; y, mediante otras presentaciones en distintas partes del país que se anunciarán en el sitio de Facebook: Sorbos de Emprendimiento.

Frente a este panorama Sorbos de Emprendimiento presenta una radiografía de las diferentes problématicas que involucra emprender en el presente contexto, tales como situaciones relacionadas con el ánimo y  habilidades sociales para tratar con la fuerza y el coraje necesarios para seguir adelante cuando las condiciones no son las mejores.

El trabajo que hacen los especialistas anteriormente citados en este texto permite constituir una personalidad emprendedora. Querer emprender no tiene que ser la búsqueda de una quimérica fortuna, sino el resultado de un trabajo constante y bien enfocado que finalmente rinde frutos y marca con experiencias.

El emprendimiento, en su acepción más transcendente, representa una actitud ante la vida, una actitud de atrevimiento que te lleva a estar motivado para crear algo nuevo, crecer como persona y profesional en un ámbito que te apasiona, y desarrollar talentos y capacidades para mejorar la realidad que te circunda. El emprendedor es un aventurero que se adentra en un terreno inhóspito que tendrá que descubrir, recorrer, saborear y disfrutar de forma original.

Este aspecto individual y único del emprendimiento ha motivado a los autores a  presentar algunas reflexiones en forma de sorbos, resultado, en muchos casos, de tertulias con emprendedores en torno a una taza de café. De ahí el nombre del libro, puesto que emprender, como preparar un café, representa una manera muy personal de hacer las cosas, intransferible e irrepetible.