José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 24 de agosto, 2020.- Elementos de la Policía Michoacán resguardan, desde este domingo, las instalaciones del Tecnológico de Lázaro Cárdenas y del Colegio Nacional de Educación Profesional (Conalep) para evitar  actos vandálicos, donde se lleva a cabo este lunes en la mañana el examen de admisión al Centro Regional de Educación Normal de Arteaga (preescolar y maestros), debido a que fue suspendida la segunda evaluación después de que aspirantes a este centro de estudios incendiaran, el pasado 21 de agosto, cuatro vehículos para exigir se respetaran los resultados de las pruebas del pasado 31 de julio.  

Las autoridades de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) suspendieron el examen en Arteaga y cambiaron la sede a Ciudad Lázaro Cárdenas, debido a que el pasado viernes, frente a la escuela normal de Arteaga decenas de jóvenes incendiaron varios vehículos, para exigir se respetaran los exámenes aplicados a finales de julio.  

Los primeros días de agosto, hubo en Morelia una serie de manifestaciones de alumnos que exigían la anulación de las evaluaciones en las ocho escuelas normales de Michoacán, porque hubo venta de exámenes hasta en 25 mil pesos, por lo que hubo pruebas perfectas sin un solo error. Luego de una investigación autoridades de la SEE anularon los exámenes, solo dejaron pendientes los casos de Cherán y Tiripetío.  

Este domingo se llevaron a cabo nuevamente las evaluaciones en la Escuela Normal de Educadoras de Morelia, donde fueron cancelados 38 exámenes porque las aspirantes las descubrieron copiando o haciendo otro tipo de trampa.  

Asimismo, se aplicaron nuevas pruebas en la Escuela Normal de Educación Física donde se presentaron 514 jóvenes aspirantes, y en la Normal Urbana Federal donde acudieron 512 para estudiar la licenciatura. Todo se desarrolló todo con normalidad.  

Quedarían pendientes los casos más conflictivos en la Escuela Normal Indígena de Cherán y en la Escuela Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío, donde hay quienes defienden la legalidad de los exámenes de finales de julio y quienes argumentan hubo irregularidades. La matrícula a cubrir es de mil 200 alumnos en total para las ocho escuelas, y al menos se duplica el número de aspirantes, por lo que se esperan nuevos conflictos.