José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 4 de mayo.- El tema de la gasolina es por demás interesante. Porque a partir del más grande gasolinazo a principios de 2017. Cuando iniciaba la administración de Enrique Peña Nieto, la gasolina magna costaba  10.72 pesos y la premium 11.08 por litro.

A septiembre de 2018, la gasolina premium acumulaba un incremento de 86.4 por ciento y la gasolina magna, del  81 por ciento. El entonces presidente Peña Nieto justificó que se trataba de una medida necesaria para los mexicanos. Lo más increíble es que durante su gobierno la deuda pública creció de 6.3 billones de pesos a 11.3 billones (El Economista).

Con las llamadas  reformas estructurales se entregaron concesiones a granel, incluso
hay empresas particulares que tienen   200, 300, 500 de las 12 mil 500 gasolineras que hay en el país,  informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El lunes tenemos el compromiso de dar a conocer quién es quién en los  precios de los combustibles. Si les parece, les informamos sobre  quiénes son los concesionarios”.

Esto está controlado por los organismos reguladores, son los que  otorgan los permisos, las concesiones, pero lo mejor sería que el  lunes les explicaran sobre cómo se entregan estas concesiones, cómo se  han entregado, porque nosotros no hemos otorgado nuevas concesiones.

Se hicieron grandes fortuna en la administración de Peña Nieto.  Ahora entendemos porque están tan enfadados los llamados fifís, sin duda un sobre nombre muy tierno para tamaños monstruos de la corrupción.