Ignacio Ramírez/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 8 de febrero, 2021.-Cientos de integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) partieron este mediodía de la capital michoacana hacia Toluca, como parte de la Caravana por la Estabilidad Laboral y Salarial. La marcha motorizada (en algunas partes a pie) partió este sábado del puerto Lázaro Cárdenas y arribó por la noche a Uruapan, de donde salió ayer domingo para llegar la tarde noche a Morelia.  

“Han participado más de mil maestros, con sus respectivos relevos en Apatzingán, Nueva Italia, La Huacana y Pátzcuaro, y se sumarán otros en Charo y Maravatío, sin contar que se nos han sumado maestros de Jalisco y harán lo propio profesores de Hidalgo cuando entremos al estado de México”, indicó el dirigente de la CNTE en Michoacán, Gamaliel Guzmán Cruz.  

El dirigente magisterial comentó que desde el pasado 6 de febrero al día de hoy han recorrido aproximadamente 400 kilómetros desde que salieron de la ciudad portuaria, “con el fin de hacernos escuchar y no es por gusto”.  

Dijo que a pesar de que se reunieron con autoridades educativas federales y estatales, incluso con el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, los compromisos no se han cumplido. “Tenemos compañeros que no han sido recontratado y se encuentran en el desempleo desde hace año y medio; además de que mil 200 trabajadores de la educación eventuales se les entregó un sueldo simbólico en días pasados, cuando llevan laborando dos años y medio”.  

Guzmán Cruz señaló que persiste el trato desigual entre profesores federales y estatales, los primeros reciben sus sueldos y prestaciones puntuales, mientras que los segundos, que abarcan a más de 32 mil maestros no hay pago puntual y se les adeudan 651 millones de pesos en bonos y prestaciones.  

Esperan arribar al Zócalo de la Ciudad de México el próximo este martes, y reunirse con funcionarios de la Secretaría de Educación Pública, pero en caso de no llegar a un acuerdo se plantarán frente a Palacio Nacional.