Ernesto Martínez Elorriaga/ Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 18 de febrero, 2019.- Según la Unicef y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Michoacán  cuenta con una población de más de tres millones de personas menores de 17 años, y la mayoría viven en pobreza. La población total e esta entidad es de aproximadamente  de 4 millones 500 mil habitantes.

El estado se ubica a nivel nacional después de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Puebla, Veracruz y Tlaxcala. El 65.5 por ciento de su población infantil y adolescente carecen de lo indispensable para llevar una vida digna, como acceso a la educación,  salud, seguridad social, vivienda, servicios y alimentación.

A nivel nacional, es el 54.9 por ciento de ese sector poblacional, es decir 22 millones, viven en pobreza; de los cuales 4.6 millones se encuentran en condiciones de pobreza extrema. Este último sector de la población carece de ingresos suficientes para contar con una alimentación adecuada.

A pesar de los discursos y programas sociales, las estadísticas indican que México, y en particular Michoacán, los habitantes se siguen empobreciendo, y de no ser por las aportaciones de los trabajadores migrantes, la situación económica del país habría entrado en recesión desde hace tiempo, a decir de especialistas  en economía de la Universidad Michoacana.

Hasta hace unas décadas,  se creía que los pueblos indígenas eran los más marginados, y aunque  históricamente lo han sido,  las estadísticas  demuestran que en Michoacán hay municipios mestizos que se han caracterizado por concentrar el mayor número de personas que carecen de casi todo, como son el caso de Tzitzio, Churumuco, Susupuato, San Lucas, Epitacio Huerta, entre otros, sin dejar de lado a municipios nahuas, purépechas, mazahuas y otomíes.

Obviamente  que los discursos oficiales de los funcionarios de gobierno del estado dicen que no es cierto, pero es una realidad más  de este Michoacán donde los políticos piensan que todos los michoacanos viven con los lujos y comodidades como ellos.

Parece indicar que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador pretende cambiar la situación del país, ojalá así sea porque los mexicanos estamos cansados de tanto merolico.