Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3

CDMX, 2 de marzo, 2019.- Con el escándalo de acoso sexual en el que Kevin Spacey está involucrado, una selfie se suma al álbum de fotos incómodas de Enrique Peña Nieto entre ellas algunas con  los ex gobernadores priistas Javier Duarte (Veracruz), Roberto Borge (Quintana Roo), César Duarte (Chihuahua) y Andrés Granier (Tabasco), todos involucrados en graves actos de corrupción.

¿Queda la duda de cuánto le  costó a los mexicanos el selfie y la presencia del actor con Enrique Peña Nieto que tuvo lugar el seis de mayo de 2014? Rodolfo López Negrete Coppel, en ese entonces titular del Consejo de Promoción Turística, sólo expresó que no fueron 8 millones de dólares, como en su momento difundió el periodista Salvador García Soto en 24 horas. Sobre el tema del pago, ni la Presidencia de la República o  la Secretaría de Turismo, en su momento pudieron aclarar  el monto pagado al actor.

Reforma, publicó que Spacey no estuvo con Peña Nieto por simpatía, sino que tuvo un costo para el erario. “El protagonista de House of Cards acudió a Cancún para participar en el Tianguis Turístico, contratado por el Consejo de Promoción Turística y la cadena Planet Hollywood. La contratación la realizó directamente un publirrelacionista del restaurante, por medio de la agencia Leisure Opportunities”.

 Cuando Peña Nieto inauguró esa feria de turismo, pocos medios de comunicación mexicanos reportaron que Spacey recibió su pago por el gobierno mexicano por dar un discurso en el Tianguis Turístico, reunirse con Peña Nieto y por un par de selfies que más tarde twitteo a sus 3.38 millones de seguidores. 

Otra selfie incómoda de Peña Nieto fue con el cantante grupero Julión Álvarez y el futbolista Rafael Márquez que en ese momento eran investigados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por lavado de dinero,  y nadie se lo informó al entonces presidente, quien el siete de agosto de 2017 posteó una fotografía donde aparece al lado del cantante durante un paseo en el Cañón del Sumidero, en Chiapas.

Tras conocerse la investigación, la foto fue bajada del  perfil presidencial  en la red social Instagram. Dicha fotografía fue acompañada por un mensaje, que también fue borrado: “Hoy visité por primera vez el Cañón del Sumidero, un espectáculo natural impresionante, acompañado de los chiapanecos @julionalvarez y Don Marco Antonio Hernández, prestador de servicios turísticos de la zona.

Una fuerte lluvia nos agarró en el camino, pero la vista valió la pena. Gracias al Gobernador @ velascom_ por su hospitalidad”. Peña se había reunido con Julión y lo había alabado públicamente. En el Polyforum Mesoamericano en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el 24 de marzo de 2015, le dijo: “Julión es un joven que se ha destacado, que ha representado a su tierra, y me da mucho gusto que sea un gran ejemplo para la juventud mexicana. Gracias, Julión, por estar aquí”.

Peña Nieto  acudió a la Cumbre de Negocios 2018, realizada en Guadalajara, Jalisco, y la selfie que se tomó con funcionarios al término de su participación dio de qué hablar, pues para ella utilizó un teléfono que promovía la imagen de Andrés Manuel López Obrador.

Una imagen difundida en redes sociales y por medios locales, como Canal 44 TV, mostró al presidente mientras toma una selfie con un celular que llevaba una carátula con la palabra “AMLOVE“, el teléfono sería de Jesús Seade.

En la fotografía posan junto al mandatario el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo; Miguel Alemán Velasco, presidente de la aerolínea Interjet y organizador de la Cumbre de Negocios; y Jesús Seade, negociador del equipo de López Obrador en el reciente acuerdo comercial trinacional alcanzado con Estados Unidos y Canadá, el  T-MEC. Peña Nieto y las selfies de un sexenio que todavía falta documentar.