Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 17 de febrero,2020.- Michoacán pierde anualmente entre mil 200 y mil 500 hectáreas de bosque por el cultivo de aguacate, aseguró el secretario de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (Semarnacc), Ricardo Luna García, luego de señalar que cerca de 700 hectáreas de aguacate han sido destruidas por carecer de todo permiso para el cambio de uso de suelo.

Luna García admitió que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) desde hace 20 años no otorga un solo permiso para la siembra de aguacate, sin embargo, de manera ilegal fueron sembradas al menos 30 mil hectáreas de este fruto.

“EL gobierno de Michoacán busca llevar acciones que no dañen a los productores de aguacate por lo que ha propuesto que de cada 10 hectáreas del llamado `oro verde`, se destruyan tres y se siembre pino y oyamel”, subrayó el funcionario estatal.

Oficialmente se estima que en la entidad hay 135 mil hectáreas cultivadas de aguacate, pero de manera ilegal hay al menos otras 30 mil hectáreas. Actualmente las huertas de aguacate proliferan por las regiones Oriente, Uruapan, Pátzcuaro, Tancítaro, Meseta Purépecha, Los Reyes, entre otras como Morelia, Villa Madero, Tingambato y Mil Cumbres donde antes no se cultivaba este fruto.

Al anunciar el programa de combate a incendios forestales para este 2020, el gobernador Silvano Aureoles Conejo, dijo por su parte, que en 2019 se registraron 14 mil incendios forestales por lo que fueron afectadas siete mil hectáreas. En su mayoría fueron pastizales y arbustos, pero el 95 por ciento delos siniestros fueron provocados.

“Hay la idea equivocada de que la tierra se mejora si se queman los pastizales, lo que provoca que se dañen predios arbolados además de que no sirve de nada, por el contrario, sin contar a quienes destruyen zonas forestales para el cultivo, la ganadería y urbanización”, subrayó Aureoles Conejo.

El mandatario comentó que han proliferado las huertas de aguacate porque los agricultores lo perciben como un gran negocio, pero es necesario buscar el equilibrio porque los mantos acuíferos se están afectando, y hay regiones que se están quedando sin agua, debido a que las huertas de aguacate consumen mucha agua, y no generan humedad

Comentó que asociaciones de productores de aguacate como Apeam y Aproam, y más de 460 dueños de huertas independientes están de acuerdo en que se regularice todo el cultivo de este fruto porque no solo genera competencia desleal, sino ocasiona graves problemas ambientales.

Aureoles Conejo subrayó que por parte de la federación es necesario impulsar nuevos programas para frenar el cultivo de aguacate y el cambio de usos de suelo para actividades ganaderas y de desarrollo urbano, además de buscar más recursos para prevenir incendios forestales, porque la mayoría son provocados por el hombre. (Con información de La Jornada).