Redacción/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 31 de julio, 2019.- Habitantes de la comunidad Spuilhó, municipio de Huixtán, Chiapas, protestaron en contra del alcalde y el síndico por no cumplir con sus compromisos; el tema es que buscaron humillarlos vistiéndolos con prendas femeninas, es decir, usando a la mujer como sinónimo de vergüenza.

De acuerdo con las notas de prensa, debido al incumplimiento en la realización de obras de interés colectivo como el agua potable y drenaje, habitantes de la mencionada comunidad retuvieron y “pasearon” vestidos de mujer al edil Javier Sebastián Jiménez Sántiz y al síndico municipal Luis Ton.

Los manifestantes habitantes dijeron que el alcalde y su planilla les prometieron  llevar a cabo acciones de desarrollo de la comunidad, situación que no han cumplido a pesar de las promesas durante la campaña electoral del año pasado.

Hay varios aspectos reprobables en este caso como el hecho de que los pobladores hayan intentado hacer justicia sin recurrir a las instancias correspondientes, pero lo peor es que utilicen al género femenino como símbolo de humillación.

Siendo condescendientes podría entenderse que los indignados habitantes de Spuilhó  hayan buscado una forma de castigar a sus gobernantes sin analizar que se estaba utilizando a las mujeres como elemento negativo; pero no se justifica que algunos medios de comunicación hayan replicado las notas dando a las mujeres la falsa equivalencia de incumplidas, como el alcalde.