Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 7 de marzo, 2019.- “Realmente se ha olvidado este tema que la pacificación del país pasa por la pacificación dentro de las familias,  y por el combate la violencia de la mujer”, afirmó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador confirmó que no van a desaparecer los refugios para mujeres violentadas.

Al presentar el Plan de Acciones Emergentes para garantizar la integridad, seguridad y vida de las mujeres y niñas en el país, Sánchez Cordero y la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nandine Gasman, dieron a conocer cifras escalofriantes de la violencia que enfrenta el sector femenino en nuestro país.

Las funcionarias explicaron que se van a enfocar a la violencia en el ámbito familiar, sexual, feminicida y en general a este tipo de situaciones que sufren 66 de cada 100 mujeres en el país, ya sea por su pareja, esposo, novio, familia, compañero de escuela o trabajo, autoridades o personas extrañas.

Olga Sánchez comentó que a diario son asesinadas nueve mujeres; “esto significa que cada 160 minutos son privadas de la vida en manos de conocidos, pero muchas otras más asesinadas en el espacio público”. Además, señaló el año “2018 alcanzó la escalofriante cifra de 3 mil 580 víctimas”.

Agregó que “sin importar en qué lugar perdieron la vida las mujeres o dónde fueron encontrados sus cuerpos, todas ellas las une un factor común, la falta de intervención oportuna del Estado mexicano para asegurar su integridad y preservar sus vidas”.

Por su parte, Nadine Gasman informó que el objetivo del plan de acciones  emergentes  es “asumir como un problema de Estado la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas; y colocar en el máximo nivel de decisión esta responsabilidad”.

Es una buena noticia que el Presidente haya confirmado que no desaparecerán los refugios para mujeres violentadas, pero también es de resaltar lo dicho por la secretaria de Gobernación, que para erradicar la violencia en el país, hay que empezar por el seno familiar, con el respaldo del Estado.