Mario Chávez-Campos[1]/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 5 de agosto, 2019.- Supe del maestro Rafael Mendoza Castillo en diciembre de 2003. Recién había ingresado a trabajar en la Coordinación de Asesores del Gobernador Lázaro Cárdenas Batel y mi primera encomienda fue informar a las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) del nombramiento del maestro Rafael Mendoza como subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación del estado de Michoacán (SEE).

Nos volvimos a encontrar en 2010, cuando el maestro Rafael era coordinador del Centro Sindical de Innovación e Investigación Educativa de la sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Ahí colaboramos en varios proyectos. Lo escuché disertar en el Educador Popular, ante miles de maestros michoacanos de las 22 regiones, decía el maestro: “la educación popular ama la vida, respeta la dignidad y la libertad del ser humano. Nace de la riqueza cultural e histórica del pueblo, politiza el acto educativo y lo trasciende en praxis para la libertad, es acto de conocimiento y acción político-cultural, es autocrítica y contra sistémica, privilegia el aprendizaje sobre la enseñanza”. También lo recuerdo interviniendo en las asambleas de la sección XVIII de la CNTE siempre con su voz pausada, con un análisis detallado del contexto político nacional y local, y con la enorme vocación de profesor que siempre le acompañó.

En julio de 2011, el Partido del Trabajo y la sección XVIII de la CNTE, lo presentaron como uno, de los dos aspirantes, en la contienda interna para ser candidato del magisterio democrático a la gubernatura de Michoacán.

Luego nos encontramos nuevamente cuando en 2015, lo nombraron otra vez subsecretario de Educación Básica de la SEE.  Rafael Mendoza por cierto, también fue profesor nicolaita y director de la Escuela Normal Rural “Vasco de Quiroga” en Tiripetío, Michoacán; la primera normal rural de América.

Más tarde, el 16 de mayo de 2019, ya nombrado delegado al Congreso Nacional para el Fortalecimiento de las Escuelas Normales, coincidimos el 16 de mayo en Metepec, Estado de México.

Supe de su firme intervención en la plenaria, ante las 250 delegadas y delegados de todo el país, para que el Congreso Nacional se declarara permanente y que fungiera como un espacio abierto, democrático y verdadero para la construcción de la Estrategia Nacional de Mejora de las Escuelas Normales.

Luego nos tomamos un café en la Ciudad de México los últimos días de junio de 2019, Rafa, gestionaba la regularización de unas generaciones de maestría del Centro de Actualización del Magisterio (CAM) del que entonces era director. Esa mañana me habló nuevamente de la importancia de que el Congreso fuera permanente y que no se disolviera su organización. Me comentó que esa era una de las mejores estrategias para que la construcción de la política de formación inicial de docentes fuera en realidad desde abajo.

También, hablamos de la necesidad de darle seguimiento a las acciones que se determinaran con la estrategia. Después en SLP, en la segunda etapa del Congreso, hizo importantes aportaciones al documento que trata sobre la autonomía para las Escuelas Normales.

Lo recuerdo siempre impecablemente vestido, de traje y corbata. Siempre genuino, nunca abandonaba su vestimenta aún en las marchas de la Coordinadora.

Rafael Mendoza fue un académico que provocaba la polémica para construir una postura diferente sobre el tema educativo. Luego del desacuerdo inicial se sentaba a conversar para invitar a la construcción colectiva. Defendía todo cuanto creía y nunca se quedaba callado en los foros que tuvo oportunidad de visitar.

Fuimos amigos, lo estimé por su sinceridad. No siempre estuvimos de acuerdo, pero nunca cerramos la posibilidad de reflexionar sobre cualquier tema.

Hoy se ha ido. Me cuesta poner que ha muerto. Pero lo cierto es que muchos lamentamos su partida. Michoacán pierde a un maestro al que todos sus estudiantes recuerdan. Un académico que tenía no solamente la opinión crítica, además construía propuestas alternativas de educación. México pierde a un hombre que, con mucha consecuencia, supo integrarse al debate de la cuarta transformación del país, supo agitar y reevolucionar las conciencias de quienes lo conocimos. El Congreso Nacional para el Fortalecimiento de las Escuelas Normales pierde a uno de sus delegados más activos y que aportó cuanto pudo a los resolutivos que serán la base para la construcción de la Estrategia Nacional de Mejora de las Escuelas Normales, que mandata la reforma constitucional al artículo tercero. Y muchos perdemos al amigo solidario, buena persona, que siempre, por más que los tiempos fueran difíciles se despedía con palabras de ánimo.

Hoy, 3 de agosto, marqué a su teléfono por última vez  esperando escuchar su particular voz engolada, casi cantando para decir bueno, pero me contestó su hijo para confirmarme la triste noticia. Lo escuché sereno y pude por un momento saber que su familia estaba tranquila y en paz.

Hasta pronto Rafael, extrañaremos tus artículos de opinión en Cambio de Michoacán, pero sobre todo te extrañaremos en la tercera etapa del Congreso Nacional de Escuelas Normales que se realizará en San José del Cabo, Baja California Sur. Tenlo por seguro que todos honraremos tu nombre y defenderemos tu postura. Hasta siempre camarada.

Y en su memoria terminaré este pequeño texto con la frase con la que Rafa siempre cerraba sus interesantes y provocadores artículos, todavía el 29 de julio de 2019, apareció su última participación en Cambio de Michoacán: Otro mundo es posible y necesario.

[1] Director General de Educación Superior para Profesionales de la Educación de la Subsecretaría de Educación Superior. Secretaria de Educación Pública (SEP).