Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 3 de junio.- Las regiones más emblemáticas por sus condiciones sustentables en zonas boscosas han sido Morelia, la región Oriente y Uruapan. Para su desgracia han sido severamente afectadas por plagas y fuego, pero lo más grave ha sido la tala inmoderada, legal e ilegal, los incendios forestales provocados para el cultivo, sobre todo de aguacate; la ganadería y el desarrollo urbano.

A dos días de que inició el fuego, no han sido controlado el incendio del parque nacional Barranca del Cupatitzio, ubicado en las inmediaciones de Uruapan. Estimaciones de autoridades del ayuntamiento han sido afectadas unas 100 hectáreas de arbustos y arbolado.

El crecimiento urbano y el cultivo de aguacate han ido acabando con las zonas forestales que rodeaban Uruapan. Es por ello que este parque nacional de una superficie aproximada a las 450 hectáreas ha sido importante para la conservación de flora y fauna.

Más de 100 brigadistas participan en el combate al incendio forestal, pero es urgente que se consiga un helicóptero cisterna para combatir el fuego, debido a que se trata en su mayoría de terrenos de difícil acceso, señaló Librado Martínez Carranza, secretario de medio ambiente en Uruapan.

Dijo que la zona afectada colinda con la zona boscosa de la comunidad indígena de Nuevo San Juan, cuyas autoridades comunales permanecen en alerta ante el riesgo de que el fuego se extienda hacia esa micro-región que comprende unas 11 mil hectáreas dedicadas a la explotación silvícola sustentable.

El siniestro inició este lunes por la mañana en una zona arbolada colindante con la colonia Lomas del Rosario, que se caracteriza por la gran concentración de material orgánico con abundantes matorrales, así como bosques, lo que se traduce en fuego rasante principalmente y muy poco a nivel de copa de los árboles”, dijo, Martínez Carranza.

 “En las últimas 24 horas los brigadistas de la Conafor, Cofom y del municipio, así como bomberos voluntarios han realizado al menos cinco brechas cortafuego, pero lo agresivo de las llamas han traspasado estos diques y oficialmente hasta este martes en la noche se considera un siniestro fuera de control”, precisó Martínez Carranza.

Los incendios en esta zona, dijo el funcionario municipal, representan un grave daño pues se afectan árboles de renuevo y adultos, así como matorrales, hojarasca, además de fauna nativa como serpientes, ratones, armadillos, zorrillos, aves y otras especies. Además, esta zona forestal es muy importante para el proceso de recarga de los mantos freáticos que dan vida al río Cupatitzio, fuente vital para el abasto de agua de Uruapan y comunidades cercanas.

Lo que ha ocurrido en los últimos años en materia forestal es una verdadera vergüenza, solo basta observar lo que han hecho con los bosques que rodeaban Morelia y Uruapan, y los daños provocados en la región oriente, que supuestamente está protegida.