Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3

CDMX, 4 de mayo, 2020.-La organización empresarial “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad”, que tiene como su más importante patrocinador a Claudio X González adversario político del presidente Andrés Manuel López Obrador, reveló la semana pasada, que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado de Hidalgo, otorgó un contrato a la empresa Cyber Robotics de 31 millones de pesos por 20 ventiladores respiratorios y cuyo dueño es León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El IMSS Hidalgo defendió la compra de los ventiladores bajo el argumento de que fueron adquiridos al proveedor “que garantizó disponibilidad inmediata” y aseguró que el equipo tuvo el costo promedio en el mercado. “No se trata de una situación de ahorro o de economía, sino de salvar vidas”, afirmó Claudia Díaz Pérez, titular del IMSS en Hidalgo, en conferencia de prensa este sábado.

Los opositores a la Cuarta Transformación, tiene en el titular de la CFE a un protagonista asiduo para sus “investigaciones”. Los principios de honestidad y austeridad que enarbola el actual gobierno no existen en la biografía de los Bartlett. El año pasado, esta familia, no pudo acreditar una fortuna calculada de forma muy conservadora -en 800 millones de pesos-, y que como es obvio- no se incluyó en su declaración patrimonial al inicio de su cargo en la CFE.

¿Son corruptos los Bartlett? Sin duda. ¿Se benefician de los fondos públicos? Eso parece. ¿Son impunes en sus corruptelas? Lo más seguro es que sí. Esta familia es un símbolo incómodo del antiguo régimen. Da más para perder que para ganar al proyecto que encabeza López Obrador. Al sacar un provecho económico desmesurado de la pandemia León Manuel Bartlett Álvarez, agravió a la ciudadanía.

Este personaje aparece en una lista de 300 contribuyentes del SAT que utilizaron facturas falsas en sus negocios. Con su empresa Cyber Robotic Solutions, obtuvo cerca de 800 millones de pesos en contratos por la venta de equipo médico al ISSSTE y a hospitales de la Secretaria de Salud sin más apoyo que el tráfico de influencias que ejerce su padre. El momento más boyante de este junior del poder fue cuando el director del ISSSTE era el priista José Reyes Baeza, ex gobernador de Chihuahua.

 Cyber Robotics Solutions fue constituida bajo el folio mercantil 414723, el 20 de marzo de 2010.En 10 años va en ascenso mientras otras empresas similares han cerrado. Sus socios son Alejandro Marina Vales y Carlos Alberto Grisi Mariscal. En la administración del presidente López Obrador consiguió a través de una adjudicación directa de la Secretaría de la Defensa Nacional, el 12 de marzo del 2019 un contrato de 2 millones 209 mil pesos para el “mantenimiento preventivo y correctivo” del sistema Da Vinci, un robot utilizado para cirugías.

Bartlett Álvarez, también constituyó el 11 de diciembre de 2009, la empresa Playa AAK, S.A. de C.V., que tiene el folio mercantil 21705, y dirección en Cancún, Quintana Roo. Las otras empresas del hijo de Bartlett son: Mr. Desarrollador, registrada el 11 de junio del 2007, también en Cancún, Quintana Roo. Xibalba Resorts, creada el 12 de enero del 2010. Y una agencia de publicidad llamada CBW y Asociados. Además, posee Cawaret S.A. de C.V, constituida el 3 de noviembre de 1997 y registrada el 27 de ese mismo mes con el folio 230105. En ese momento Bartlett era gobernador de Puebla.En 2002 se aprobó en asamblea el ingreso de su hijo, León Manuel Bartlett Álvarez, como comisario de la sociedad. En la misma asamblea ingresó María de los Ángeles Bartlett Díaz de Turuelo, su hermana, como apoderada. En 2013, ya como senador, se incorporó Manuel Bartlett Díaz como apoderado general y fueron nombrados consejeros y vocales sus dos hijos, León Manuel Bartlett Álvarez y Alejandra Bartlett Álvarez.

Además de Cawaret, León aparece directamente en otra empresa: Comercial Lebasi S.A. de C.V. con registro de comercio en Tabasco del 23 de febrero de 1999, folio 3874. Los socios, su finada madre Gloria Álvarez Miaja. Para operar el tráfico de influencias se da la calle de Manzanillo 17, en la colonia Roma de la Ciudad de México. Al lado, en Manzanillo 19, tienen su domicilio la multimillonaria Cyber Robotic y CBW y Asociados. Y en Manzanillo 15 se asienta la joyería de Julia Abdala la compañera que nos es su compañera del titular de la CFE. Basch Arquitectos es un despacho en la Ciudad de México, fundado por Ingrid Schjetnan y Alejandra Bartlet que como es obvio también tiene sus oficinas en la misma dirección de la calle de Manzanillo.

Como cereza en el pastel se puede comentar que Julia Abdala estuvo asociada con Silvia Pinto Mazal, esposa de Samuel Weinberg, socio de Genaro García. Estas dos mujeres tenían una compañía llamada “Tindure´s en donde la diseñadora de joyas fue Alejandra Bartlett, hermana de León.  

Las tropelías y corruptelas de los Bartlett ya llegaron a un nivel extremo. El año pasado la exoneración y el espaldarazo televisivo provino primero de John Ackerman. Una vez medida la fuerza mediática entró su esposa Irma Eréndira en su carácter de titular de la Función Pública, “legitimando” el enriquecimiento entre Bartlett y su mujer. El siniestro Bartlett y su parentela hace perder autoridad, credibilidad al presidente. ¿Y todo para qué?