Pablo Cabañas Díaz/(Noticias y Debate M3  

CDMX, 12 de agosto, 2021.-Víctor Luis Urquidi Bingham (1919- 2004) ingresó a la Escuela de Economía y Ciencia Política de la Universidad de Londres en 1937, donde en julio de 1940 obtuvo su título de bachelor of Commerce.  

Posteriormente realizó estudios y trabajos de perfeccionamiento en El Colegio de México, y en la Oficina de Presupuesto de Estados Unidos. Algunos de los cargos profesionales que desempeñó fueron: de 1940 a 1944, economista del Departamento de Estudios Económicos del Banco de México, en 1944 ascendió a subjefe del mismo Departamento y fungió como tal hasta 1947.  

Fue jefe de Estudios de la Oficina en México de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de las Naciones Unidas, la cual dirigió en forma interina de 1952 a 1953; de 1953 a 1958 fue director de la misma oficina, encargada de dirigir el Programa de Integración Económica Centroamericana; y desde 1958 se desempeñó como economista consultor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.  

Tuvo el nivel académico para ser miembro de la delegación mexicana que asistió a la célebre Conferencia Monetaria y Financiera de Bretton Woods en 1944; en 1945 fungió como secretario de la comisión en la Conferencia de Chapultepec, convocada por el gobierno de Estados Unidos a través de la Unión Panamericana, que luego se convirtió en la Organización de Estados Americanos (OEA).  

En 1958 en Ginebra y en 1959 en México, asistió a la conferencia del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas; en 1958 en Nueva York, a la XIII Asamblea General de las Naciones Unidas; y en 1959 en Panamá a la Comisión Económica para América Latina.  

En la entonces Escuela de Economía de la UNAM fue de 1941 a 1942 profesor de Comercio Internacional. En 1942 impartió Teoría Económica. De 1945 a 1946 nuevamente profesor de Comercio Internacional.  

Su labor en El Colegio de México fue de 1943 a 1944 profesor de Economía del Centro de Estudios Sociales; de 1965 a 1966, director del Centro de Estudios Económicos y Demográficos; de 1966 a 1985 presidente, y desde 1985  profesor e investigador; finalmente en 1989 obtuvo la categoría de profesor investigador emérito.  

En de agosto de 1960 ingresó como miembro titular de El Colegio Nacional, en el que presentó su trabajo “La responsabilidad de la economía y del economista”, el cual fue contestado por Daniel Cosío Villegas.  

Fue miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel en su nivel más alto y de la Academia Mexicana de Investigación Científica del Consejo Consultivo de Ciencias, de la Sección Mexicana del Club de Roma, del Consejo Consultivo del Agua, de la Fundación Javier Barros Sierra, del Consejo del Instituto Internacional del Planificación de la Educación de la unesco, el cual presidió de 1992 a 1994; del Consejo Académico del Sistema de las Naciones Unidas, de la Asociación Internacional de Economía, la cual presidió de 1980 a 1983; y miembro honorario de la Escuela de Economía y Ciencia Política de la Universidad de Londres.  

Como intelectual supo asesorar a los gobernantes en los temas de su especialización, e incluso en otros tópicos. Uno de sus consejos más importantes fue cuando le sugirió al entonces presidente Luis Echeverría la conveniencia de visitar al papa Paulo VI y convencerlo de que apoyara la Carta de Deberes y Derechos Económicos de los Estados.  

Con esta sugerencia hubo un cambio en las relaciones del Estado mexicano con la Iglesia Católica. En febrero de 1974 el presidente de México se entrevistó con el pontífice romano en el Vaticano.  

Entre los reconocimientos que recibió se pueden mencionar: las Palmas Académicas en grado de comendador de Francia, 1975; el Premio Nacional de Ciencias y Artes en Ciencias Sociales, México, 1977; el Premio Interamericano de Cooperación de la Organización Universitaria Interamericana, Québec; la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X El Sabio, España, 1979; la Legión de Honor en grado de comendador, Francia, 1980; la Orden al Mayor Mérito, Argentina, 1984; el Premio Interamericano de Economía Raúl Prebish del Instituto de Cooperación Iberoamericana, Madrid, 1990; el Premio Kalman Silvert de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, Estados Unidos, 1991; la Orden of the British Empire, Honorary Commander, Reino Unido, 1993; el Premio Canadá de las Américas de la Fundación Canadiense para las Américas, Ottawa; el doctorado honoris causa en Economía, de la Universidad Autónoma de Nuevo León, 1995; la Orden del Tesoro Sagrado, Estrella de Oro y Plata, del Imperio de Japón, 1997; y la Presea Río Blanco en grado de gran oficial, de Brasil, 1998.